Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

‘Trash or Treasure’, la basura tiene una segunda oportunidad en el campus de Teruel ‘Trash or Treasure’, la basura tiene una segunda oportunidad en el campus de Teruel
‘Coraline’, una de las once propuestas que se exponen en Vicerrectorado, con otras dos obras en segundo término

‘Trash or Treasure’, la basura tiene una segunda oportunidad en el campus de Teruel

Más de cincuenta estudiantes de Bellas Artes exponen en una muestra en el Vicerrectorado

Trash or Treasure (Basura o Tesoro) es el proyecto artístico heredero de Trash + Medieval Bestiary, que se puso en marcha durante el curso 2018-19 desde la asignatura de Volumen II del grado en Bellas Artes del campus de Teruel. Por aquel entonces el profesor José Prieto propuso a sus alumnos crear esculturas inspiradas en las bestias míticas medievales, extraídas principalmente de la techumbre de la catedral de Teruel, utilizando y aprovechando material reciclable o de desecho, e incluso incorporándolo al discurso narrativo de la pieza. Este proyecto artístico se reeditó en años posteriores y entre el 5 y el 7 de diciembre se presentará en el VIII Congreso Internacional de Culturas de Resistencia, que tendrá lugar en la Universidad de Monho (Braga), en Portugal.

En este curso 2022-23 el ciclo ha cambiado de tercio y, en esta ocasión, los estudiantes de Bellas Artes se han inspirado en monstruos del cine, del cómic o del videojuego. Ayer miércoles inauguraron los once engendros que han alumbrado más de 50 alumnos, divididos en grupos, en una exposición que podrá verse en la sala de muestras del Vicerrectorado del Campus de Teruel, hasta el 12 de diciembre. Llaman poderosamente la atención las soluciones constructivas que han tomado los creadores, utilizando materiales como papel reciclado, latas, chapas de refresco, botellas, restos metálicos y de muy diferente índole; además del imaginario que han utilizado para componer su obra, fundiendo en muchos nombres del cine clásico con otros más contemporáneos del videojuego.

Estudiantes de Bellas Artes y participantes en el proyecto pasean entre las once piezas expuestas

Especialmente repugnante resulta la propuesta de Irene Mata, Inés Melero, Lorien Ollero, Marta Sancho y Alejandro Zaragoza. Su creación, bautizada como Javier Redondo, es un híbrido entre Amygdala de Bloodborne, el yokai japonés Shirime, el Alien que diseñó H. R. Giger y un clamidosaurio que popularizó Parque Jurásico, que resulta en una especie de reptiloide con cerebro y huesos expuestos (en su fabricación se han utilizado huesos auténticos, encontrados en el campo), afiladas zarpas y un único ojo, situado en el culo. Según sus autores representa la inocencia transformada en decrepitud por los celos y el odio.

Paula Cava, Carla Cardenete y Ana Hinojosa presentan Planta Piraña, inspirada en la planta carnívora del videojuego Súper Mario Bros y en La tienda de los Horrores, mientras Rafael Muñoz, Paula Magaña, Julia Ruiz y Raisa Ponce proponen Coraline, inspirada en la película del mismo título de 2009. Esa cinta habla de realidades alternativas, de cómo nos gustaría que fueran las cosas y de cómo son en realidad. En base a eso, los autores dan un aspecto mucho más terrorífico a la figura de la protagonista, con un punto Pennywise, en referencia al punto sin retorno que está alcanzando la sociedad en materia de medioambiente.

El material reciclable y de desecho es la materia prima de las esculturas de ‘Trash or Treasure’

Alba Sanz, Erin Manzanares, María Pokusina y Rosa Ortuño han creado Enriqueta, que se inspira en grandes reptiles como Godzilla y también a los varanos de agua, o los peces abisales, con un apéndice luminoso en su cola.

También se basan en los animales míticos Julia Pinilla, Irene Rubio, Rubén Siso y Nerea Villanueva, con Paquítosis, un hipocampo construido, como el resto de piezas, con materiales de desecho, en este caso parte de un somier, hueveras, bricks de leche o botellas de plástico y aluminio usadas. Representa la fauna marina monstruosa que aparece regularmente en cine y literatura, con guiños a Parcy Jackson y Tim Burton. La pieza representa heridas en cabeza y costillar, provocadas por las agresiones humanas a su medio, el marino.

‘Spike’ reúne elementos de diferentes animales, como el gato o el murciélago

Melanie Vásquez Roa, Jennifer Conde Moreno, Jorge Gálvez Vaquero, Sara Brezaeru y María Pilar Asensio proponen Pterodáctilo Cumpleañero, obra que según los autores mezcla elementos de la película Avatar con el resto de Dinópolis en Teruel. Construyen el exoesqueleto de una especie de pterodón, mientras que María Estevez, Alba Domínguez, Ixeya Navarro, Aslan Orera y Manuel Cuéllar exponen en el Vicerrectorado Spike, una quimera formada por elementos de gato, murciélago, dragón y estegosaurio, con cierto aspecto biónico ya que lo metálico, entre alambres y restos de latas de refrescos, forman su estructura principal. Según sus autores, está inspirado en Mr. Whiskers, personaje de la película Frankienweenie, de Tim Burton, que a su vez en un homenaje a Frankenstein de 1931.

Dos de los autores de la bestia degenerada ‘Javier Redondo’

Además Cristina Bernad, Elías García, Laura Arribas, Lucía Alcaine y Julia Ferrer exponen Resurgir, inspirado en un ave fénix posada en un elemento fijo representado como una pequeña torre con los colores y diseños propios de las torres mudéjares de Teruel, y June Bakeriza, María García y David Martín han creado Yogg-Saron, inspirado en el monstruo mitológico creado en la saga de videojuegos The world of WarCraft.

Cierran la serie de once piezas de la exposición Oogie Boogie, de Sara González, Iván López, Joshua Quijano, Carles Ortuño y Lucía Solorzano. Se trata de una creación inspirada en el villano de Pesadilla antes de Navidad además de monstruos clásicos como los Gremlins. Profundiza en la insostenibilidad del mundo de la moda, por lo que su exterior está compuesto principalmente de restos de tela y ropa vieja que se amontona sin aparente orden; y Sirena/Esfinge, una pieza inspirada en los grifos, arpías y las propias esfinges mitológicas, que mezclan diferentes elementos humanos y animales. Esta propuesta está firmada por Laura Montero Argandoña, Asier Isasa Medina y Laura Espligares.

Imagen de la inauguración en la sala del Vicerrectorado del Campus de Teruel

Proyecto de doble vía

Desde Bellas Artes, se entiende que en este proyecto se gestionan los hábitos de consumo y se incorporan los residuos generados en los entornos más próximos como recurso didáctico y como recurso artístico, para crear un nuevo bestiario inspirado en el cómic y en las películas de terror. Esta nueva propuesta en el marco teórico vincula dos conceptos que se trabajan conjuntamente: la Educación Artística, centrada en el movimiento artístico Trash Art; en el comic, que con su gran variedad de géneros y temáticas está en un extraordinario momento creativo viviendo una auténtica edad de oro.; y la Educación Ambiental, para tomar conciencia de la problemática medioambiental buscando formas de abordarla y, de reflexionar sobre algunos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030. El propio título de la muestra, Trash or Treasure hace referencia a que la basura puede convertirse en un auténtico tesoro.

El redactor recomienda