Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

343_muver1200x150-1200-x-150-px.gif banner click 343 banner 343

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Carlos Ranera: “Esta temporada  ha sido complicada, difícil y a veces desilusionante” Carlos Ranera: “Esta temporada  ha sido complicada, difícil y a veces desilusionante”
El presidente del CV Teruel, Carlos Ranera, hace balance de la temporada

Carlos Ranera: “Esta temporada ha sido complicada, difícil y a veces desilusionante”

El presidente del CV Teruel achaca a las lesiones y al covid el pobre rendimiento del equipo esta campaña
banner click 241 banner 241
Una vez concluida la temporada para el equipo naranja el presidente del CV Teruel, Carlos Ranera,  reconoce que la temporada del equipo de Superliga ha estado sembrada de sinsabores después de caer eliminados en cuartos de final en la Copa del Rey y en los playoff de la Superliga. Unos pobres resultados que habrían estado motivados, explicó el directivo, por las lesiones y la covid-19. Ranera se consuela con la imagen que ofreció el vestuario de Los Planos en la competición europea, alcanzando los cuartos de final de la Cahallenge Cup, en los que cayó eliminado ante el poderoso Panathinaikos griego en el set de oro después de remontar un resultado en contra.

-¿Qué balance hace de la temporada que ha terminado para el Club Voleibol Teruel?
-Ha sido una temporada complicada y difícil. Realmente, desde la temporada 19-20 del covid, hemos vivido una auténtica montaña rusa repleta de altibajos y problemas. Y esta temporada 21-22 ha estado marcada por las lesiones, el covid y en algunos momentos la falta de ritmo del equipo. Para el equipo de Superliga  ha sido una campaña complicada , difícil y en algunos momentos desilusionante. 

-De hecho, el equipo ha registrado el segundo peor resultado desde desembarco en la máxima competición nacional de voleibol. ¿Qué ha pasado para que haya ocurrido esto?
-A mi siempre me gusta ver las cosas con cierta perspectiva. Desde la temporada 19-20, en la que no acabó la liga (por la declaración del estado de alarma por el covid) se produce un parón general que afectó a todo. La 20-21 arrancó pero tampoco fue una temporada para recordar porque  ya no jugamos finales. Caímos en la semifinal de la Copa del Rey y en la del playoff de la liga, en partidos que se decidieron pro muy poquito que terminaron dejándonos sin las finales.  Y en la temporada actual  el bajón ha sido aún mayor porque ya no es que nos hayamos quedados en las semifinales sino que hemos caído en cuartos de final.
El mejor momento vivido por el equipo fue en los cuartos de final de la Challenge Cup contra Panathinaikos en los que se vio un buen equipo. Y creo que fue en esas semanas cuando también jugamos contra Guaguas  y el equipo estuvo dando la cara. Pero después fuimos a la Copa del Rey, que fue una decepción. Aquel partido (contra Manacor) lo jugamos mal. Y a partir de ahí tuvimos partidos en casa de los que se podían haber tachado como a priori cómodos, aunque después no hay enemigo fácil,  en los que no sumamos aquellos puntos que a principio de la temporada cuentas con que lleguen a estar en tu casillero. Y por un solo punto nos encontramos disputando los cuartos de final contra Guaguas en lugar de haberlo hecho contra Palma o contra Soria.  A los enemigos hay que ganarles a todos, pero no es lo mismo empezar enfrentándose a Guaguas en cuartos que con otro rival.

-La fase regular del campeonato de liga está diseñada precisamente para concretar esos cruces...
-Claro y ahí donde se decidió todo. Sobre todo después de haber perdido con casi todos los equipos de abajo de la tabla. Con todo el respeto del mundo y sabiendo que todos los rivales son complicados, creo que no hemos tenido una liga regular  buena, sino con casi el mismo número de victorias que de derrotas. Y eso no estaba previsto.

-Por algún motivo el equipo naranja ha jugado mejor contra los rivales de más entidad.
-Sí, pero los tres puntos valen lo mismo después de cada partido cuentan lo mismo.Si hemos perdido encuentros  de los que se presumían como los más asequibles  para el nivel potencial del CV Teruel, cuando llega el momento de la verdad te das cuenta de que te has dejado muchos puntos en el camino y eso ha llevado a una posición incómoda.

-Durante la primera mitad de la competición se echó de menos la aportación de pilares del equipo como Ereú o Villena, toda la liga
-Realmente no sé cuantos partidos ha estado el equipo al competo pero no han sido más de dos otres. Recuerdo situaciones  kafkianas con Aharón Gámiz jugando de receptor y Thomas Ereú como líbero porque no podía atacar (por problemas en sus rodillas) o Greg Petty en todas las posiciones que se me ocurren y podía empezar jugando de punta para terminar como opuesto. Esa inestabilidad nos ha pasado una factura difícil de gestionar.

-¿Entiende que las lesiones han hecho estragos en el rendimiento del equipo?
-Las lesiones, el covid ... bueno, sí. Será eso.

-Hasta ahí lo tocante a la competición doméstica pero el equipo sí ha brillado en Europa llegando a cuartos de final de la Challenge Cup. ¿Sirve esto para compensar los resultados de casa?
-No,  a mi solo me sirve para ratificarme en que si el equipo hubiera estado  al completo nuestra posición hubiera sido distinta. Contra Panathinaikos conseguimos que estuviera todo el equipo a disposición de cuerpo técnico y se doblegó a un gran equipo por 3-0. ¿Que al final caímos en el set de oro? Bueno, todos sabemos que eso es una lotería y ganó el que más picardías tuvo para gestionarlo. Recuerdo al entrenador rival en medio de la pista y a los jugadores protestándolo todo. Pero creo que ese fue uno de los mejores partidos que se han visto en Los Planos últimamente.

-¿Cree que la participación en la competición europea, con desplazamientos y dos partidos por semana, ha podido hacer que el rendimiento del CV Teruel se resintiera?
-La competición europea  es un acicate. Lo dicen los jugadores, los técnicos y todo el mundo.  Es cierto que hay que desplazarse pero el destino ha querido que no tuviéramos unos viajes complicados  como si nos hubiera tocado jugar en Moscú o Finlandia. Incluso alguno de los viajes que nos han tocado eran más sencillos que ir a Melilla o a Las Palmas. 
Honestamente, creo que no ha afectado negativamente. Eso permite mantener un nivel de competición  más alto. Insisto en que lo que nos ha mermado han sido las lesiones y el covid cuando nos ha dado, que nos ha costado perder jugadores para los entrenamientos porque les ha costado recuperar la forma física cuando han estado una semana parados.

-El pasado 3 de abril se anunciaba que no se iba a renovar a Miguel Rivera como técnico del CV Teruel. ¿Cuales son los motivos que encontró la junta directiva naranja para apostar por un cambio de ciclo?
-Con Miguel Rivera me une una relación no solo profesional, sino también personal. Siempre hemos defendido su gestión y la prueba es evidente: en muchos clubes no hubiera acabado esta temporada. Ha habido motivos antes y después de la Copa. En situaciones anteriores apaciguamos las voces críticas, y no solo desde dentro de la junta si no también entre los aficionados, y dijimos que  Miguel continuaba hasta final de temporada.
Así, cuando acaba la temporada Miguel también se plantea  vivir otras experiencias profesionales. Creo que de vez en cuando hay que cambiar y nosotros, no como ocurre cada año con los jugadores,  con el cuerpo técnico solemos mantener temporadas largas.  
Así, se decidió por ambas partes  separar nuestros caminos, lo que no quita para que haya una buena relación. Pero también entendemos que sea necesario un cambio. 
El club está por encima de los personalismos individuales y creo que tomamos la decisión y tras las conversaciones que mantuve con Miguel Rivera, creo que fue la mejor decisión en estos momentos.

-¿Se está trabajando ya  el nombre de quien se ponga al frente del primer equipo?
-No queremos precipitarnos en estos momentos. Vamos  valorar opciones y ver qué estructura de cuerpo técnico queremos tener. Hay que analizar qué carencias ha habido y, a lo mejor, empezar por ahí: determinar qué nos falta para mejorar la planificación y el trabajo del equipo durante la temporada. Para eso nos estamos asesorando con profesionales. A ver si en esta ocasión nos equivocamos lo menos posible.

-¿A qué se refería cuando decía más arriba “valorar la estructura del cuerpo técnico”?
-Queremos ver distintas opciones. Cada entrenador tiene su librillo y lo tendrá que decir una vez que se elija el técnico que se ponga al frente del equipo de entre los que estamos mirando. De hecho, ya  hemos hablado ya con alguno. 
Hay que recordar que cuando le confiamos la gestión del equipo a Miguel Rivera, que vino de segundo de la mano de Carlos Carreño, el club fue valiente, pese a las voces discordantes. Había opiniones en contra de dejar el equipo en manos de una persona sin experiencia después de la aureola con la que habían dejado el club otros como Óscar Novillo o el propio Carlos Carreño. 
Lo más fácil entonces hubiera sido buscar un entrenador entre los más conocidos del panorama nacional o incluso de fuera, pero se apostó  por Miguel. Creo que fue un acierto porque nos ha dado mucho, de la misma manera que el club y el equipo le han dado mucho a Miguel. De hecho, Rivera es hoy el seleccionador nacional. Nosotros le estamos muy agradecidos por los títulos pero también por las formas. Es un ejemplo de cómo un entrenador tiene que trabajar en lo profesional y, al mismo tiempo, trasladar una imagen de gestor de vestuario, como lo ha hecho él.



-¿Cuanto se va a parecer el equipo de la próxima temporada al de este año que ha terminado?
-Tendrá que ser el nuevo entrenador el que lo diga pero, a priori, lo lógico es que tras la retirada de Pablo Bugallo y la marcha de algunos jugadores el equipo experimente una renovación. Creo que es lógico que si viene un nuevo entrenador que asuma el rol de responsable tendrá que decidir qué tipo de equipo quiere. Y no me refiero únicamente a dentro de la pista si no también  al propio hecho de crear un grupo en un deporte en el que no triunfan las individualidades sino lo colectivo. Vamos a ver  qué equipo se puede armar, pero todo pasa por tener un entrenador que tome la decisión de con qué jugadores quiere contar y qué tipo de jugador buscará. Y todo ello dentro de las posibilidades del club.

-Antes de la conformación del cuerpo técnico o de la plantilla, el club tiene que elaborar un presupuesto. ¿Cómo está situación económica del CV Teruel tras estos dos años complicados por la pandemia?
-Después de unos años difíciles hemos conseguido una situación saneada después de haber hecho un gran esfuerzo de todos los que trabajan para conseguir ingresos para el club. Ahora volveremos a hablar con patrocinadores y colaboradores después de que ya sepamos qué instituciones van a estar con nosotros y en qué volumen lo van a hacer. 
Con algunos patrocinadores ya se ha cerrado el acuerdo para la próxima temporada e incluso en algún caso ya se ha plasmado en un documento mientras que con otros lo haremos en breve.
En este aspecto hay que trabajar mucho. Y que nadie se piense que ninguno de los miembros recibe ni un euro por todo este trabajo y esta dedicación y por descontar todo ese tiempo de estar con su familia, sus amigos o sus aficiones.

-La junta directiva está abierta a quien quiera trabajar por el club
-Yo siempre lo he dicho. Aquellos que quieran trabajar por el equipo pueden organizar una candidatura para ganar las elecciones y que trabajen, y si ellos tienen la fórmula para traer  grandes patrocinadores, todos estaremos encantados de dar un paso a un lado y poder dedicarnos a nuestros hobbies y dejar esto, que cada día se convierte en un poco más ingrato que la temporada anterior.

-¿El objetivo del club es mantener el mismo volumen de presupuesto que este año?
-El presupuesto que hemos tenido es lo suficientemente importante com para tener un equipo competitivo. Después, los resultados acompañarán o no. Es verdad que este año las lesiones nos han matado, pero si no hubiera ocurrido no sé a dónde hubiéramos podido llegar y a lo mejor ahora estaríamos hablando de dinámica. 
El primer objetivo es mantener el presupuesto de este año. Los primero es asentar lo que tenemos y sobre eso seguir trabajando. No tenemos intereses como para que entren grandes patrocinadores como Qatar Fundation o algún jeque de Emiratos ... ojalá. Pero dudo de que eso se llegue a dar. Tampoco tenemos un gran patrocinador como tuvimos tiempos atrás. Mientras, estamos tremendamente agradecidos a nuestros patrocinadores por fijarse ene nosotros y seguir confiando en nuestra gestión. Intentamos que estén contentos, ya no por los logros deportivos que se puedan conseguir o no, sino por la forma de lograrlo para que reciban una imagen tan profesional como la que tienen ellos como patrocinadores.

-¿Va a hacer algo más el Club Voleibol Teruel para intentar atraer a más gente al pabellón de Los Planos?
-A la hora de analizar ésto cada temporada hay que analizar distintos puntos de vista. Uno de ellos es el precio al que se debe poner el carnet de socio. El esfuerzo que ha hecho el club  en las últimas temporadas ha quedado manifiesto año tras año. Hemos hecho descuentos con motivo de la pandemia, hemos mantenido precios, hemos hecho carnets jóvenes a un precio ínfimo ... ¿Con eso  podemos influir? pues ya muy poco. Yo creo que la mayor ilusión está en la gente vuelva a engancharse en un proyecto que ilusiones y que vean en ello un reflejo de la manera de ser y de hacer las cosas, de ese carácter luchador que tienen los turolenses. Teruel no se amilana por ser la capital de provincia más pequeña de España y que deja fuera los complejos. 
Otro aspecto sería el buscar  incentivos para atraer a la gente al pabellón, pero a veces  es difícil pensar que qué más se puede hacer. Se puede pensar en buscar un espectáculo o invitar a los asistentes a algo después del partido, no sé ... pero al final hay una parte económica con la que se tiene que cumplir. 
Los socios son muy importantes y la afición que viene a Los Planos es nuestra razón de ser. Si un día dejan de venir habrá que cerrar y tirar la llave.
A veces me planteo qué es lo que queremos ser. Y eso se lo tienen que preguntar también los aficionados. Este equipo está en Superliga desde la temporada 2006-2007 de forma ininterrumpida. Hay que plantearse si queremos que continúe o ya no nos importa. Eso lo tendrá que decir el socio.

-¿Peligra el mantener al CV Teruel en la máxima categoría del vóley nacional?
-No, no. Mantener la categoría de Superliga cuesta mucho  esfuerzo. Y no me refiero solo al económico, sino también a las obligaciones, la gestión o cumplimientos. Y esto se hace con mucho trabajo.
Si en algún momento determinado los socios deciden no venir al pabellón querrá decirse que no merece la pena continuar. Todo esto lo hacemos por algo colectivo, no por lucimiento personal. 
SI se sigue  hay que hacerlo conclusión y con pasión, porque la única remuneración que se recibe es la satisdación del trabajo bien hecho.

-¿Se va a seguir celebrando el trigésimo aniversario del club?
-No, eso ya pasó. Ya estamos en el 31 y durante este año ya se han hecho varias acciones. La culminación fue el concierto con la banda Santa Cecilia y la soprano Montserrat Martí, cuya recaudación se entregó a la Asociación Española Contra El Cáncer. Agradecemos también al Ayuntamiento la imagen que lución en la Glorieta o el libro que se editó para los más pequeños. También hemos hecho acciones con diferentes colectivos.
Ahora lo que hay que ver es si entre todos queremos llevar esto a cumplir más años. Ojalá sean otros treinta más.

El redactor recomienda