Síguenos

297_1200x150-trail-oliete.gif banner click 297 banner 297

El CV Teruel gana 4-1 en el set de oro en una remontada espectacular y sigue adelante en Europa El CV Teruel gana 4-1 en el set de oro en una remontada espectacular y sigue adelante en Europa
Los jugadores del CV Teruel celebran un punto. Antonio García

El CV Teruel gana 4-1 en el set de oro en una remontada espectacular y sigue adelante en Europa

Jugará los cuartos de final de la Copa Challenge tras deshacerse del Spartak de Myjava
banner click 241 banner 241

El CV Teruel vivió una noche para el recuerdo y logró su clasificación para los cuartos de final de la Challenge Cup. Cuando todo estaba en contra de los intereses naranjas el equipo se sobrepuso a todos los contratiempos para eliminar al Spartak de Myjava en el set de oro. Azotados por varios casos positivos de covid en sus filas y con una eliminatoria donde los eslovacos llegaban con un marcador favorable de 3-1, los de Miguel Rivera terminaron llorando de alegría después de imponerse por 4-1 en el marcador. Ahora los de Los Planos empiezan a pensar en la siguiente eliminatoria con el Panatinahikos griego como rival

Miguel Rivera sorprendía a todos los que acudían al pabellón con las variaciones planteadas en su rotación. Los problemas físicos de buena parte de sus jugadores obligaban al técnico a introducir novedades y apostaba por situar a Ereú como líbero y a Gámiz en la recepción. Con esta novedad el resto del siete inicial se correspondía con lo esperado y Jukoski, Petty, Bugallo, Kobzev y Villena completaban el bloque elegido por el preparador madrileño.

Precisamente el opuesto naranja era el encargado de sumar el primer punto del partido, que unido a dos remates fuera de los eslovacos ponían por delante, 3-0, a los locales. A partir de ahí el equipo se sentía a gusto en Los Planos y la ventaja se iba hasta los cuatro puntos con el 12-8 en el marcador. Hasta Gámiz, poco habituado a sumar en ataque iba aportando puntos para los locales. Incluso una finta del habitual líbero suponía el 16-9 que obligaba al técnico eslovaco a parar la situación con su segundo tiempo muerto.

Con el set encarrilado el conjunto naranja jugaba con comodiad. No obstante los visitantes abrían una puerta a su esperanza recortando diferencias hasta ponerse 19-15. Miguel Rivera trataba de cortar la reacción solicitando el correspondiente tiempo muerto. Villena no quería sorpresas y aprovechaba una buena colocación de Jukoski para subir el punto 20 al marcador. La renta se quedaba establecida en tres puntos, pero la manga, con sufrimiento caia del bando local tras un bloqueo de Bugallo. 25-19 en 22 minutos y el primer paso estaba dado.

Segundo set

Faltaban todavía tres sets más, pero el sueño estaba un poco más cerca. No obstante el segundo parcial comenzó más igualado. El balancín inicial permitía a los de Myjava tomar la delantera, rápidamente equilibrada por los locales. Incluso tras el rally más largo del partido los visitantes aprovechaban para situarse 3-4.

Un remate y un potente saque de Villena daban la vuelta a la situación (6-5). Aunque de forma inmediata el conjunto eslovaco volvió a tomar la iniciativa y aumentaba su renta a los dos puntos con el 7-9. Ganar no iba a ser fácil y más después de que los visitantes se situaran 9-12, momento en el que Rivera llamaba al orden a sus jugadores.

A los dos conjuntos les costaba sumar en ataque y la paciencia se convertía en un elemento a tener en cuenta. Kobzev hacia olvidar a Monteagudo y un bloqueo recortaba diferencias, y el posterior servicio de Petty igualaba la manga a 12.

Con todo los eslovacos veían abierta la posibilidad de igualar el partido y rapidamente retomaban la iniciativa. El 13-16 obligó al entrenador de los locales a solicitar su segundo tiempo muerto.

No encontraban respuesta los naranjas. La afición trataba de animar pero enfrente estaba un rival superior en ese momento del partido (14-20). Villena seguía aportando en ataque. Al grito de “si se puede” lo seguía intentando el CV Teruel.

El equipo se quedaba a dos, 20-22. Viskup cortaba la racha, respondía nuevamente el opuesto local con un remate que se coló entre los brazos del bloqueo. El marcador se igualaba 22-23, pero un saque demasiado largo de Jukoski devolvía los dos puntos de ventaja a los visitantes y un bloqueo fuera hacía el resto. 22-25 en 26 minutos.

El equipo necesitaba seguir sumando otros tres sets para sacar adelante la eliminatoria. La diferencia estaba en que ya no había margen para el error.

Los locales tomaban la iniciativa nuevamente tras regresar los jugadores a la pista. El técnico visitante trataba de controlar la sangría con 6-2 de parcial. Incluso en ese momento hasta los rallies largos caian también de su lado.

Villena se situaba en plan martillo y cada ataque era un suplicio para el rival (10-4). Hasta Jukoski se animaba en la fiesta ofensiva y un punto suyo de segundo toque situaba el 12-6.

No se rendían los jóvenes jugadores eslovacos que dejaban la diferencia poco después en tan solo tres (13-10). Volvieron a apretar los dientes los de Rivera y ambos conjuntos aprovechaban sus rachas de aciertos para ir sumando en sus respectivos casilleros.

Con sufrimiento el set se acercaba a su final. Los márgenes eran estrechos pero siempre del lado aragonés. Un bloqueo de Jukoski ponía el 23-20. Un punto por en medio de la red de Bugallo dejaba a uno la resolución y un bloqueo del central gallego cerraba el parcial con 25-20  y 25 minutos de juego.

Cerca del sueño

El equipo confiaba en la remontada y veía un poco más cerca la clasificación para los cuartos de final. No obstante la hazaña seguía siendo complicada.

Una decisión discutida del colegiado principal elevaba la tensión de un set que había comenzado con los  eslovacos por delante en el marcador. La contundente respuesta naranja ponía a estos por delante con el 7-6. Con todo la igualdad presidía las acciones.

Nadie quería perder y todos eran conscientes de la trascendencia de los puntos. Cada acción era importante y el choque se mantenía en máximo equilibrio (15-15).

El CV Teruel mantenía el sueño e incluso disponía de dos puntos de margen, 19-17. E incluso disponían de un margen superior al entrar en el tramo final ( 21-18). El choque se iba a decidir en el set de oro. El 25-20 en 22 minutos ponía el 3-1 en el marcador.

El set de oro

La afición empujaba a los suyos. La posibilidad de seguir adelante en Europa era evidente.

Petty tomaba la responsabilidad ofensiva. Mientras Villena seguía en plan estelar y un bloque suyo ponía el 5-3. Momentos antes de que el rival volviera a equilibrar el marcador.

Bugallo y Gámiz devolvían  la iniciativa y un nuevo bloqueo del gallego elevaba la renta a los tres en el momento del cambio de campo (8-5).

En los momentos más dificiles la épica permitía mantener las rentas. El público recibía a los suyos en pie y trataba de dar el último impulso (11-7). La diferencia de experiencia hacía el resto y el equipo se imponía por un 15-9 que daba el paso a los cuartos y desataba la euforia y las lágrimas de alegría entre equipo y afición.

 

El redactor recomienda