Síguenos
El CV Teruel,  sin opciones de tener a favor  el factor cancha El CV Teruel,  sin opciones de tener a favor  el factor cancha
Miguel Rivera observa las evoluciones de sus jugadores en pista el sábado pasado. Archivo

El CV Teruel, sin opciones de tener a favor el factor cancha

El conjunto naranja solo puede aspirar a terminar la fase regular en la quinta plaza
banner click 241 banner 241
La quinta posición de la liga regular es el techo al que puede aspirar el Club Voleibol Teruel esta temporada. A falta de disputarse dos partidos de liga, los turolenses, que llegan en séptima plaza con 31 puntos, solamente podrían escalar dos peldaños en la tabla de posiciones si sumasen los seis puntos en juego en los  próximos diez días. Esa aritmética le proporcionaría un botín de 37 puntos que, en cualquier caso, siempre serán menos que los 39 que ya atesora Río Duero Soria, que es cuarto, y que marcan la frontera que separa a los equipos que disfrutarán del factor cancha a favor de los que no en el playoff. 

Ni siquiera el punto que se dejó el pasado sábado en Los Planos el conjunto naranja hubiera servido para solucionar esta situación, que se decidió en la jornada 19, una semana antes de que se disputase la Copa del Rey, cuando el CV Teruel sufrió las derrotas contra Unicaja, el sábado, y Boiro, el lunes.

En este escenario los partidos de liga regular que todavía tiene por delante el conjunto que entrena Miguel Rivera se han convertido en verdaderas finales en las que tratar de escalar posiciones que le allanen en la medida de lo posible su participación en el playoff. Además, las posibilidades de que el conjunto turolense pueda progresar en la clasificación pasarían por que Palma no sumase ningún punto en las próximas dos jornadas en las que se medirá con Melilla en la ciudad autónoma y con el octavo, Rotogal Boiro, en la última parada de la liga regular en la pista de Son Moix. 

En su carrera hacia el quinto puesto, el CV Teruel ha de sumar los seis puntos en juego, y para ello deberá derrotar por la vía rápida al Manacor este fin de semana. Si el sábado se celebrase una victoria naranja, los discípulos de Rivera solo dependerían de sí mismos y de Palma para ser el primero de los equipos de la segunda mitad del playoff.

Mientras, en la parte de arriba de la clasificación la situación todavía es más compleja. Con los tres primeros clasificados apiñados en un pañuelo de tres puntos y con dos enfrentamientos directos en los próximos días, el título honorífico de campeón de la liga regular está todavía por decidir. Y los enfrentamientos de cuartos de final de los playoff, también. 

El sábado Melilla, que hoy es segundo clasificado con 47 puntos, se enfrentará a Palma en el Javier Imbroda, y cuatro días más tarde lo viajará a Almería para medirse con Unicaja, que se habrá enfrentado a Soria el sábado, en el Moisés Ruiz.

La última jornada de liga podrá frente a frente al Guaguas, que arrancaba como aspirante a todo, con Melilla, que se ha ganado a pulso el título de equipo revelación de la temporada, en un partido que podría decidir la cabeza de la clasificación así como el rival contra el que tendrá que luchar el CV Teruel en la primera ronda eliminatoria.

Si los naranjas mantuviesen la séptima plaza que ocupan hoy se enfrentarían con el segundo clasificado (posición que actualmente ocupa Meilla). El vencedor de esa eliminatoria se mediría contra el ganador del cruce entre el cuarto y el quinto, que con las posiciones actuales serían Río Duero Soria y Feníe  Energía Mcs Palma.

Pérdida del factor cancha


Al haber perdido cualquier posibilidad matemática de disponer del factor cancha a favor, el CV Teruel disputará los cuartos de final jugando el primer partido en casa y el segundo y, si fuera necesario, el tercero, en la pista del rival.

El primer partido se jugará en Los Planos la semana siguiente a la finalización de la liga regular, lo que supone competir en Teruel durante el fin de semana en el se celebrarán las Bodas de Isabel de Segura.

El sistema de competición es el mismo del curso pasado, las dos primeras eliminatorias al mejor de tres partidos con el peligro de comenzar fuera, y más visto el nivel de todos y cada uno de los clasificados. “Era algo que se podía prever en las últimas semanas y nos hemos ido haciendo a la idea”, dijo sobre este punto el entrenador naranja, Miguel Rivera, resignado a tener que “ganar fuera” y consolándose por  jugar el primer partido en casa, lo que para él “es una ventaja”.

Después se jugarán fuera uno o dos, en caso de ser necesario el segundo, en el primer fin de semana de abril. El límite de la competición es el 8 de mayo, en el que se disputaría un hipotético quinto partido de la final, única eliminatoria al mejor de cinco encuentros.

Modo introspección


El equipo del CV Teruel ha apostado  por centrarse en su juego, en las “cosas que saben hacer bien” y mirar menos a sus rivales en las últimas semanas de liga regular y con la fase de playoff a la vuelta de la esquina. “Nos centramos más en nuestro sistema que en el rival”, insistió Rivera, que explicó que el equipo arrastraba un “déficit de este tipo de entrenamiento durante un mes y medio y nos hace mucha falta”. Y aunque aseguró que no se van a preparar menos los partidos. “La preparación teórica se la explicamos a los jugadores”, afirmó, aunque “en el entrenamiento le damos importancia a nuestro propio sistema de juego y a hacer bien las cosas”, reiteró. 
 

El redactor recomienda