Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Francisco y Óscar Pardos, de Monreal del Campo al Mundial Francisco y Óscar Pardos, de Monreal del Campo al Mundial
Óscar y Francisco Pardos muestran una captura en la orilla del pantano del Arquillo, en Teruel

Francisco y Óscar Pardos, de Monreal del Campo al Mundial

Los monrealenses son los vigentes campeones de España de carpfishing
banner click 241 banner 241
Francisco Pardos y su hijo Óscar representarán a España en el Campeonato del Mundo que se celebrará en 2023 después haberse proclamado campeones de España de pesca en la modalidad carpfishing el pasado mes de septiembre en el pantano de Alarcón (Cuenca).

Los dos Pardos compitieron juntos en el Nacional de la especialidad, que se practica específicamente por parejas, en una competición extenuante que se prolonga durante tres días de forma ininterrumpida en los que los dos turolenses lograron un total de  123 capturas que sumaron 309 kilos de peso, 15 kilos más que el segundo equipo. Sin embargo, el dúo monrealense no fue el equipo que más peces capturó. De hecho, otro equipo aragonés consiguió 140 piezas, aunque de menos peso. “Pescamos carpas de 4,5 a 5 kilos”, recordó Francisco Pardos.

La participación en el Mundial, que todavía no tiene confirmada sede y que se celebrará en 2023, requerirá de una intensa preparación logística: “Amigos de nuestra sociedad (de pescadores) fueron desde Zaragoza al Mundial de Hungría con una furgoneta en la que llevaron todos los trastos: las diez cañas, las camas, las tiendas de campaña, los macutos ... se lo llevaron todo”, explicó el pescador del Jiloca. Una intendencia aún más exigente ya que el Mundial alarga el tiempo de competición hasta las 96 horas (cuatro días) de forma ininterrumpida. La representación española estará compuesta por la pareja turolense, además de otra catalana y una castellano manchega.

La mejor técnica: la paciencia

“La mejor técnica es la paciencia”, dijo Francisco, que explicó que “antes de empezar a pescar hay que sondear  porque a lo mejor las carpas están a 70 u 80 metros. Hay sitios en los que se pesca a 130 metros. Hay que echar muchos cebos. Pero, sobre todo, hay que tener mucha paciencia. Y por la noche, desde las 22:00 hasta las 6:00 de la mañana es cuando mejor pican”, añadió, recalcando también otros factores como el puesto que se te asigne en el sorteo o los compañeros que se instalen al rededor.

Cada participante puede estar pescando con dos cañas de forma simultánea, aunque puede llevar varias más preparadas. Por la noche se instala in sistema de aviso de picadas sonoro y luminoso. 
Una de las claves en este tipo de competición es la gestión del sueño. “En el Campeonato de España nosotros, como otras muchas parejas, nos pasamos de vueltas. El concurso empezaba el miércoles a las dos de la tarde y yo me eché a dormir a las cuatro de la mañana de la madrugada del viernes al sábado (tras 62 horas de concurso). No es solo que   piquen carpas sino que además hay que cebar, hay que montar hilos, atender a los jueces cuando vienen a pesar... van pasando las horas y el sábado a las cuatro de la mañana me tuve que meter a dormir porque no sabía dónde estaba. Yo he sido camionero toda la vida y he pasado mucho sueño, pero como aquel día nunca. Y uno de los catalanes que teníamos al lado estuvo cuatro sentado en una silla viendo a la Guardia Civil, alucinando”, dijo Francisco. 

“Nos quedamos campeones de España y vamos a ir al Mundial”, reconocía Francisco Pardos sin ocultar cierto orgullo, y recordaba que “antes de llegar al Campeonato de España hay que quedar entre los cinco mejores de Aragón”, en los dos concursos que se realizaron en los embalses de Calanda y Caspe. 
El del pantano de Alarcón ha sido el tercer Campeonato de España en el que padre e hijo han competido como equipo. “Fuimos hace dos años a Extremadura, en Sierra Brava, pero entonces mi chaval tenía 15 años, y ahora tiene 18. En esta modalidad llevamos ocho años. Mi hijo Óscar está muy fuerte y lanza a 130 o 140 metros”,  dijo.

El Campeonato de España de 2022 reunió a un total de 54 parejas de todo el territorio nacional. La competición arrancó un miércoles a las 14:00 horas y se prolongó durante tres días “ininterrumpidamente”. “Tú te montas tus tiendas de campaña, tus cañas y tus camas y pescas durante 72 horas de forma ininterrumpida”, explicó el pescador turolense. La modalidad de carpfishing se practica por parejas en competiciones exigentes de 72 horas en las que solo computan las carpas y barbos de más de 1.500 gramos. Las capturas deben mantenerse en una malla vivas hasta que los jueces las pesen y la computen. Estos pesajes se desarrollan cada seis u ocho horas.

Además del título logrado por Francisco y Óscar Pardos en el Campeonato de España, su aportación contribuyó a que el equipo aragonés también se proclamase campeón por Comunidades Autónomas. “La selección de Aragón arrasamos”, celebró el pescador turolense.

Una práctica de muchas horas, con cebado y respeto al medio

El carpfishing está sustentado en tres pilares básicos: Se practica durante muchas horas seguidas incluidas las nocturnas, favoreciendo la relación, convivencia y deportividad de todos los deportistas. Se requiere un cebado previo abundante y adecuado de los escenarios. Y se exige el máximo respeto al Medio Natural en todos sus aspectos, comenzando por las capturas.
Es una disciplina practicada con caña y por parejas formando un equipo. Los puestos deben estar separado entre 20 y 60 metros y las aguas contar con una profundidad mínima de 1,5 metros. Los puestos deberán quedar delimitados.

Antes del comienzo de la competición los deportistas disponen de 120 minutos para la preparación del material y no podrán contar con ninguna ayuda externa. 
Tras el inicio de la competición los deportistas pueden colocar los cebos, iniciar la acción de pesca y cebar sin aditivos, excepto material soluble.
Los jueces de pesaje de cada Sector recorrerán los puestos cada cierto número de horas fijado. Tras el pesaje se devolverá la captura al agua con extremo cuidado.
Se considerarán como capturas válidas los grandes peces cuya especie y talla mínima o peso se especifiquen en las Bases de la Convocatoria.

El redactor recomienda