Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

343_muver1200x150-1200-x-150-px.gif banner click 343 banner 343

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

La cantera turolense tiene mucho que decir en la nueva temporada rojilla La cantera turolense tiene mucho que decir en la nueva temporada rojilla
Los canteranos Fernando López (izqd.), Emilio Gonzalvo, Alejandro Herrero y Pablo Dordá (dcha.) sobre el césped de Pinilla, donde hicieron su debut el miércoles. Antonio Pérez

La cantera turolense tiene mucho que decir en la nueva temporada rojilla

La cantera turolense tiene mucho que decir en la nueva temporada rojilla
banner click 241 banner 241
El partido del Club Deportivo Teruel del pasado miércoles contra el legendario Real Zaragoza sirvió también para ver el debut de cuatro jóvenes canteranos del equipo rojillo en el campo de Pinilla.

Fernando López, Ignacio Peña y Emilio Gonzalvo, los tres de 17 años, y Alejandro Herrero, de 18 años, recordarán a buen seguro toda su vida ese 27 de julio de 2022 cuando se enfrentaron al conjunto del escudo del león y debutaron con los colores de su ciudad.

Los cuatro fueron llamados por el entrenador Víctor Bravo para la disputa del encuentro. En la segunda parte del partido comenzaron los ejercicios de calentamiento en la banda, lo que hacía presagiar el ansiado debut. Se cumplía el minuto 79 de la contienda cuando los cuatro jóvenes saltaban al feudo turolenses con la elástica del primer equipo por primera ocasión.

A los cuatro que pisaron la alfombra de Pinilla por primera vez, hay que sumar al portero suplente del partido, Pablo Dordá, de solo dieciséis años. Dordá se encentra  realizando la pretemporada con el primer en equipo, que esta semana se encuentra en un stage en la capital mudéjar. El joven guardameta podría consumar su debut con algún minuto durante los siguientes partidos amistosos.

Emilio Gonzalvo indicó que se sintió bien y a gusto con los compañeros, quienes a juicio del joven les “trataron de lujo”. Gonzalvo reflejó que “el ser de Teruel y debutar en tu casa y contra un grande como el Real Zaragoza es muy especial”. El canterano rojillo especificó que “al no haber entrenado con ellos se notó más asfixiado”. Sobre todo, Gonzalvo agradeció la confianza del entrenador turolense “al sacarnos los últimos minutos para aguantar el empate”. Gonzalvo confesó que “había nervios” y que se notó “mucho que el partido era en casa”.

Fernando López postuló que “es una experiencia para el recuedo el poder debutar con el primer equipo de tu ciudad y más contra un segunda división”. López destacó que el ritmo de juego se notó mucho al jugar contra futbolistas profesionales, y “estar acostumbrado’ a enfrentarse a gente de su edad.  El joven canterano rememoró que el momento de saltar al terreno de juego fue muy emotivo, porque la gente le apoyó “mucho”.

Por su parte, Alejandro Herrero reflejó que es una “experiencia muy chula”. Herrero recalcó que ya es “un plus para los propios jugadores del Teruel jugar contra un rival de dos categorías más, como es el Zaragoza, pues para nosotros aún más”.

El joven canterano confesó que “al principio estaba más tranquilo, pero en el momento de salir a calentar aumentaron los nervios”. Herrero destacó que el ver “el campo lleno y con la afición animándonos desde el minuto uno, fue muy gratificante”.

El guardameta, Pablo Dordá comentó que pese a no debutar, el estar con jugadores profesionales “fue muy bonito”. Dordá se refirió a la vivencia inolvidable de “jugar en casa” con toda su “gente ante un equipo tan grande”.

Todos ellos afirmaron que se encontraban de vacaciones en el pueblo o en la playa cuando recibieron la llamada de Alberto Garzarán, coordinador de la cantera rojilla. Los jóvenes no dudaron en rechazar esta tentativa oferta y acudieron ilusionados a vivir esta inolvidable experiencia.
 

El redactor recomienda