Síguenos

409_1200x150-azafran.gif banner click 409 banner 409

Los RedLynxes disponen dos semanas para “afianzar sistemas” Los RedLynxes disponen dos semanas para “afianzar sistemas”
Los RedLynxes posan antes de comenzar su primer día de trabajo en Los Planos. J.L.R.

Los RedLynxes disponen dos semanas para “afianzar sistemas”

La selección de Miguel Rivera parara en Teruel su participación en el clasificatorio del Eurovolley
banner click 241 banner 241
La pista de Los Planos se convirtió ayer en un firmamento de estrellas del voleibol nacional. La convocatoria de los RedLynxes de Miguel Rivera en Teruel congregó a muchos de los mejores jugadores del vóley nacional en el parqué turolense para comenzar un intenso periodo de cinco semanas en el que tratarán de asegurarse su concurso en el Campeonato de Europa de Voleibol.

Muchos de los portadores de la camiseta de trabajo de la selección nacional ya saben lo que es entrenar en Los Planos. Jean Pascal Diedhou, Andrés Villena, Víctor rodríguez, Miki Fornés, Jordi Ramón o César Martín han vestido la elástica naranja del ahora Pamesa Teruel y han pasado muchas horas entrenando entre esas cuatro paredes. También lo ha hecho el actual seleccionador nacional, Miguel Rivera, centrado en el combinado español desde su salida del banquillo turolense. El técnico madrileño ha pasado los últimos ocho años en su oficina de Los Planos.

Sobre una sofocante tarima, el seleccionador se mostró “contento de poder volver con la selección”  a un pabellón en el que ha “vivido momentos inolvidables” por lo que dijo que este regreso solo podía ser “positivo”. 

Sobre el motivo de que el combinado nacional se hubiera concentrado, precisamente, en Teruel, Rivera insistió en que “la Federación buscaba una ciudad que acogiese los partidos como local de esta fase de clasificación para el Campeonato de Europa” y señaló las “muy buenas relaciones entre el Club Voleibol Teruel y la RFEVB” por lo que, en su opinión, “cuando la Federación se puso en contacto con el club existió predisposición tanto por parte del club como del Ayuntamiento para traer a la selección a jugar estos tres partidos”.

Una vez que la sede de los partidos se hubo fijado en la pista de Los Planos, el entrenador  apostó porque “la sede de entrenamiento fuera la misma que la de competición por comodidad y para acostumbrarnos al pabellón (...) y todo lo positivo que eso puede reportar al equipo”.

Los RedLynxes afrontan ahora un periodo de dos semanas de preparación antes de que el día 3 eche a bolar el balón en competición en Hungría. “No partimos de cero porque muchos de estos jugadores han estado tanto en la Liga Europa como en Los Juegos del Mediterráneo”, reconoció el míster, que tiene por delante “dos semanas para tratar de afianzar los sistemas” para llegar en las mejores condiciones a ese primer partido húngaro que definió como “determinante a la hora de cumplir los objetivos”.

Calor

A pesar de que Rivera reconoció que el calor es propio del verano también explicó “es cierto que hemos intentado desplazar los horarios de entrenamiento” adelantando el de la mañana y retrasando el vespertino.

El equipo español dispondrá de dos semanas para afinar su preparación y poder hacer frente con las máximas garantías a un intenso periodo de competición en el que los partidos se sucederán con muy poco margen entre ellos en el que poder continuar la preparación del equipo, que tendrá que ir creciendo a medida que avance la competición.  “Este formato de competición tiene como positivo el que se juegan tres partidos como local con el apoyo de tu público y otros tres partidos como visitante, pero la nota negativa son los viajes. Los viajes en Europa pueden llegar a ser muy largos: Georgia está muy lejos e incluso Hungría y Eslovaquia no son países cercanos” reconoció el seleccionador que, aunque valoró que jugando dos partidos a la semana “al final el tiempo de recuperación es escaso y hay poco tiempo para preparar los partidos, es el mismo formato de competición para todos”.

Lorente, el único ‘local’

De entre los seleccionados de Rivera, solo uno vestirá los colores del Pamesa Teruel la próxima temporada. El colocador internacional Rubén Lorente ha llegado a Teruel para quedarse, literalmente, y enlazará su concentración con la Roja con el inicio de la pretemporada naranja.

El redactor recomienda