Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Eloy Bernad, bajista y cantante de la banda Última Sentencia: Eloy Bernad, bajista y cantante de la banda Última Sentencia:
Rubén Gracia, Lízer Negredo, Eloy Bernad (izda. a dcha.), y José David Montes, sentado, son Última Sentencia

Eloy Bernad, bajista y cantante de la banda Última Sentencia: "Nos criamos entre minas y cultivos, y esos sueños ya no existen en Andorra"

El grupo presenta este viernes en la villa minera su primer disco: 'Sueños robados'

La banda andorrana Última Sentencia presentará su primer disco, Sueños robados, este viernes, 8 de octubre, en un concierto que podrá verse en la plaza de Toros de la localidad minera. El grupo fundado en 2007 actuará a partir de las 23.00 horas después de que antes, a las 21.30 horas, toquen sus paisanos de Ruido. El concierto tiene lugar en el contexto del ciclo de música de bandas locales organizado por la concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Andorra.

-Por fin presentan disco después de los dos adelantos que pudimos escuchar.
-Sí, primero se lanzaron Sueños robados y Skinhead, como singles. Después sacamos a preventa el disco el 27 de agosto, y desde el 3 de septiembre ya está en la calle. Sueños robados está grabado en Masterlogic, en Mas de las Matas, y realmente está grabado antes de la pandemia.

-¿Y por qué lo sacaron precisamente en este momento?
-Cuando empezó la pandemia decidimos esperar, porque no tenía demasiado sentido lanzar el disco sin tener ninguna posibilidad de tocar en directo en conciertos, donde suelen venderse más discos. Pero como el tiempo va pasando y parece que ahora las cosas están cambiando, empiezan a ampliarse los aforos y todo eso, hemos decidido lanzarlo para que no se nos quede demasiado atrás, demasiado viejo. El problema es que las medias de seguridad cambian y nadie sabe cómo estaremos en el futuro, pero confiamos a que poco a poco vayamos pudieron actuar.

-Llama la atención además que Última Sentencia, que fue creado en 2007, haya tardado tanto tiempo en publicar su primer disco... ¿no había prisa por grabar?
-Bueno, la verdad es que la banda ha tenido sus épocas, y ha tenido momentos en los que ha parado y ha vuelto a empezar. Yo, por ejemplo, me incorporé en 2017, un año después del batería, si no recuerdo mal, y la verdad es que desde entonces llevábamos en mente publicar el disco. Lo que ocurre es que luego la pandemia ha ido marcando los tiempos.

-¿Quién forma actualmente la banda?
-Somos Licer Negredo a la batería, Rubén Gracia a la guitarra rítmica, José David Montes a la guitarra solistas y yo cantando y al bajo.

-¿Queda alguien de la formación original que se montó en 2007?
-En realidad el único que queda es Rubén Gracía. Incluso durante la pandemia ha habido algún cambio en la formación. Alex Tello ha sido la última. El tocaba la guitarra solista pero tuvo que dejarlo por el trabajo, aunque su guitarra se escucha en el disco.

-La música de Última Sentencia es difícil de definir, en primer lugar porque no es un género demasiado habitual, y en segundo lugar porque tampoco está definido en cada uno de los cortes del disco...
-Nosotros nos definimos como street punk, también se dice rock&roll Oi!... no sé, la verdad es que hay mucha variedad y tampoco buscamos una etiqueta o una definición que lo englobe a todo. Al fina lo que escuchas en el disco es rock & roll, un poco más cañero, pero rock & roll.

-¿Quién es el compositor de la banda?
Entre todos... un otrae al local alguna letra, o una canción a medio hacer, y entre todos vamos puliéndola.

-¿Y a qué le gusta cantar a Última Sentencia?
-Tenemos muchas letras que hablan sobre la lucha obrera, sobre la actualidad, sobre cómo está la situación... temas de denuncia social, sobre todo. En Sueños Robados hablamos de nuestro pueblo, Andorra. Desde pequeños nos criamos entre minas y cultivos, y esos sueños que teníamos ya no están. Toda esa gente que venía a Andorra a trabajar ya ha desparecido, y con ellos los sueños que nos han robado.

-Y eso que la canción está compuesta antes del cierre definitivo de la Térmica...
-Pero era algo que se veía venir desde hace tiempo.

-¿Son todo temas propios?
-El disco sí, son diez composiciones propias. Y luego tenemos algunas versiones para el directo, una de un grupo madrileño que se llamaba Agresión, que ya no funciona pero que eran amigos, otra de Eskorbuto y otra de Barricada. Aunque no son versiones exactamente, sino canciones arregladas para traerlas a nuestro terreno.

-¿Cómo será el concierto que ofrezcan el viernes en Andorra? ¿Eléctrico o acústico?
-No, no, será eléctrico, claro. No tendría mucho sentido para nosotros tocar en acústivo.

-Pero el público tendrá que estar sentado y todo eso...
-Sí, ya ves... la gente sentada y con la máscara puesta.

-Las sensaciones sobre el escenario ante un público así tienen que ser algo extrañas...
-Ya tocamos hace un par de sábados en Mazaleón, y la verdad es que es un poco raro, porque ves a la gente parada en su silla, y con la mascarilla que no sabes si está sonriendo o está aburrida... Pero no podíamos seguir esperando más, había que sacar el disco y empezar a buscar bolos. En algunos lugares ya se puede actuar con más normalidad, y espero que poco a poco se vaya exteniendo, porque la gente ya empezamos a estar cansados.

El redactor recomienda