Síguenos
El Salud dice al juez que lo ha intentado todo para cubrir plazas en Otorrino del Hospital Obispo Polanco El Salud dice al juez que lo ha intentado todo para cubrir plazas en Otorrino del Hospital Obispo Polanco
Los gerentes del Salud de Aragón y Teruel, a las puertas de los juzgados el miércoles

El Salud dice al juez que lo ha intentado todo para cubrir plazas en Otorrino del Hospital Obispo Polanco

El magistrado pide a los gerentes documentación que lo acredite

El director gerente del Servicio Aragonés de Salud, José María Arnal, dijo al juez que investiga una denuncia por posible prevaricación, que han intentado todo para cubrir plazas en la especialidad de Otorrinolaringología en el Hospital Obispo Polanco de Teruel. En términos similares se expresó la gerente del Salud en Teruel, Perla Borao. Ambos declararon ante el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Teruel, tras la denuncia presentada por la doctora Teresa Lahoz, responsable del servicio hasta noviembre pasado, por haberle retrasado el traslado que tenía concedido a Zaragoza.

Los dos responsables del Salud declararon durante alrededor de una hora ante el juez que investiga esta denuncia, que pidió a ambos que acrediten con documentación las gestiones que aseguran haber llevado a cabo. Deberán aportarla en el Juzgado antes de que el magistrado y el fiscal resuelvan sobre este asunto y decidan si siguen adelante con la denuncia o la archivan, como ya avanzó que pedirá el abogado de los dos investigados al entender que no ha habido delito.

La denuncia fue puesta por la doctora Lahoz el pasado 30 de noviembre, al haberle diferido la administración sanitaria su traslado a Zaragoza, que ganó en un concurso de traslados, desde el mes de junio. El Salud autorizó el 1 de diciembre su cese de la plaza que ocupaba en el Obispo Polanco, y la próxima semana tiene previsto incorporarse ya a su nuevo destino en un hospital de Zaragoza.

La denunciante, que el lunes se ratificó en la denuncia a requerimiento del juzgado e incluso amplió algunos aspectos de la misma, según explicó, no se ha personado de momento en la causa. Aseguró que se lo está pensando y reiteró que su único interés ha sido siempre luchar por que Teruel tenga tres otorrinos, ante el empeoramiento de la situación de este servicio al no haberlo solucionado el Salud, y entender que los dos gerentes incurrieron en prevaricación al diferirle el cese en junio pasado para que pudiera trasladarse a su nuevo destino que había ganado en un concurso de traslados.

“Creemos que hemos hecho lo que teníamos que hacer en ese momento”, dijo Arnal a su llegada al Palacio de Justicia para declarar ante el juez. Añadió que se habían apoyado en la normativa existente para hacerlo y que había prevalecido la salud de los turolenses, en el sentido de que querían “garantizar la prestación de un servicio en la medida que somos capaces de hacerlo”, puesto que de haber autorizado el cese se hubiese quedado sin cobertura médica el servicio.

 

Traslado

En la denuncia que ha llegado al juez, la doctora Lahoz argumenta que al diferir su traslado de forma indefinida, después de que se hiciese una corrección de una resolución previa, los poderes públicos lo que hicieron fue trasladar la responsabilidad del servicio de Otorrino a una ciudadana, en lugar de ser los gerentes del Salud los que solucionasen el problema, con las consecuencias de depresión y ansiedad que eso ha tenido para ella y por lo que requirió una baja laboral.

Al salir de declarar del juzgado, el gerente del Salud en Aragón se ratificó en lo que había dicho al entrar, y explicó que así se lo había transmitido al juez. “En ese tiempo hemos estado buscando profesionales para cubrir esas plazas”, dijo Arnal, quien aseguró que se llegó a poner un anuncio en el diario de difusión nacional El País, además de buscar en otras comunidades para intentar atraer a especialistas.

Perla Borao se expresó en idénticos términos y aseguró que han buscado también en la empresa privada pero no han encontrado por la escasez que hay de estos profesionales, algunos de los cuales se están dedicando a otras labores como estética.

El juez les pidió documentación que acredite que han realizado esas gestiones para que la aporten en los próximos días en el juzgado. Arnal manifestó que pueden “demostrarlo perfectamente”. “Cómo no vamos a hacerlo, es que es nuestra obligación buscar”, dijo el responsable del Salud en Aragón, quien precisó que una de las cosas que habían hecho era adelantar los exámenes a los especialistas de Otorrino dentro de la oferta pública de empleo que se hizo el año pasado, y que esperan que pueda estar resuelta en abril o mayo.

Tanto Arnal como Borao añadieron que habían explicado al juez que desde que retrasaron el cese de la doctora Lahoz para que permaneciera en el servicio de Otorrino en Teruel, habían hecho gestiones, y que en el momento que habían podido darle una respuesta firmaron su cese para que pudiese trasladarse a su nueva plaza en Zaragoza.

El cese se produjo el 1 de diciembre cuando consiguieron que dos médicos de Zaragoza se desplazasen dos días a la semana a Teruel para atender el servicio, además de tener contratado a un médico particular para que atendiera visitas e hiciese guardias. Arnal aseguró que en no muchos meses han resuelto una “solución transitoriamente”, que esperan que pueda ser definitiva cuando se resuelva en primavera la oferta pública de empleo.

El gerente del Salud añadió que el retraso en su cese estaba justificado y amparado en la normativa, y que no había sido indefinido, “sino que cuando hemos tenido una solución hemos ido a por ella y la hemos aportado”.

Arnal precisó que la corrección que se hizo de una resolución anterior en materia de movilidad voluntaria de los facultativos especialistas, que permitió diferir el cese de la otorrino de Teruel, fue para garantizar que ningún servicio se quedase descubierto, no solo en esta especialidad en el Obispo Polanco sino en cualquiera del resto de hospitales aragoneses.

“Tratamos un poco de buscar una solución que garantice de verdad la atención sanitaria”, dijo Arnal, quien recalcó que diferir el traslado, en este servicio o en cualquier otro, pretendía cubrir la atención sanitaria “hasta que tengamos una garantía de que unos profesionales van a acudir allá”.

En la denuncia, la doctora Lahoz pone de manifiesto que fue la única facultativa en activo de los 282 participantes en el proceso de movilidad voluntaria, a la que se aplicó esa resolución. También se aplicó a la otorrino que ganó una plaza en Teruel en 2019, pero que nunca llegó a ocupar al pedir una excedencia, y a la que ahora se le ha autorizado también el traslado para ocupar una plaza en Zaragoza.

Arnal insistió en que son especialidades minoritarias y hay pocos profesionales, y que la decisión la hubiesen tomado con cualquier otra especialidad en otro lugar si se hubiese dado el mismo caso para garantizar el servicio. El que no se haya tenido que aplicar en otro sitio es porque en los mismos “se ha garantizado con antelación de la manera que hemos podido”.

En la declaración no estuvo la Fiscalía aunque la denuncia y lo declarado se lo trasladará el juzgado para que se pronuncie. Si una vez aportada la documentación que pidió el juez a los investigados ninguna parte propone nuevas diligencias, y a la espera de la opinión del ministerio público, el abogado de los representantes del Salud indicó que ellos pedirán el archivo de las actuaciones al entender que no se ha cometido ningún hecho delictivo. El asunto está pendiente también de un recurso de alzada por la vía administrativa todavía no resuelto.

En vías de solución a la espera de que se resuelva la oferta pública de empleo

El director gerente del Servicio Aragonés de Salud, José María Arnal, aseguró que la situación del servicio de Otorrino en el Obispo Polanco está en vías de solución a la espera de que se resuelva la oferta pública de empleo en abril o mayo de este año, para cubrir las tres plazas de especialistas que tiene.

Arnal dijo que hasta entonces se mantendrá la fórmula que se ha conseguido aplicar en diciembre con el traslado de dos especialistas de Zaragoza dos días a la semana para pasar consulta y operar, además de seguir contando con un tercer médico privado contratado para hacer  guardias, y sobre el que aseguraron que intentarán que siga pasando también consulta. Borao añadió que las cirugías con ingreso hospitalario se están haciendo y que las más complejas se envían a Zaragoza.

El gerente del Salud confió en que una vez resuelta la OPE “la cobertura en Teruel sea efectiva”, a lo que habrá que sumar los residentes de esta especialidad que salgan entonces a los que se podría acudir también.

El redactor recomienda