Síguenos
La Confederación Hidrográfica del Júcar actuará en la rambla de San Blas para atajar los desbordamientos La Confederación Hidrográfica del Júcar actuará en la rambla de San Blas para atajar los desbordamientos
Rambla de San Blas a la altura del puente, donde el nivel de los sedimentos ha crecido

La Confederación Hidrográfica del Júcar actuará en la rambla de San Blas para atajar los desbordamientos

El organismo regulador reconoce que hay acumulación de gravas y sargas e intervendrá lo antes posible

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) intervendrá en la rambla de San Blas para solucionar el problema de desbordamientos que se producen cuando hay lluvias torrenciales, tras haber reconocido que hay acumulación de gravas y restos vegetales y ser necesaria una intervención. El organismo de cuenca no ha concretado cuándo llevará a cabo la limpieza, aunque ha manifestado a este periódico que será lo antes posible.

El anuncio de la CHJ se produce después de que sus técnicos hayan visitado la zona, tras las quejas transmitidas a la Confederación, y haya reconocido la existencia del problema. La semana pasada la rambla se desbordó por completo inundando las calles adyacentes del pueblo que pasan junto a la misma, llevándose por delante varios huertos cuyos cultivos arrasó, e incluso tirando un muro, además de encharcar campos de maíz.

El gabinete de Presidencia de la CHJ ha informado a este diario que han visitado la zona, y que según han podido constatar “parece ser que hay un pequeño tramo de estrechamiento de la rambla con acumulación de gravas y sargas”.

En este sentido, las fuentes del organismo de cuenca consultadas indicaron que añadían este punto “a la programación de tareas” y que esperaban “actuar con la mayor brevedad posible”, aunque sin especificar de momento cuándo podría llevarse a cabo esa actuación para evitar que vuelva a suceder.

El problema no es nuevos sino que arrastra desde hace años por la falta de limpieza de la rambla. Hace unos cinco años la riada que se produjo en la rambla llegó a arrastrar incluso un vehículo hasta el río Guadalaviar.

Desbordamiento

El miércoles de la semana pasada volvió a desbordarse por completo y el agua llegó a afectar a cocheras que se encuentran junto a la misma, además de impedir la circulación por la calle de la Rambla que confluye con la calle Los Doctores. A pesar de los destrozos causados, como ha sucedido en otras ocasiones, la CHJ no acudió a limpiar y fue el Ayuntamiento de Teruel quien lo hizo para poder restablecer tanto los pasos de la rambla como retirar la tierra y el barro acumulados en las calles afectadas.

Imágenes grabadas con un móvil que acabaron difundiéndose por las redes sociales mostraban la fuerza de la corriente y el peligro de que pudiera haber causado daños personales, aparte de los materiales que provocan estos desbordamientos. La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, recordó además a principios de esta semana que la responsabilidad del cauce de la rambla es de la Confederación Hidrográfica del Júcar y que nunca ha intervenido. Advirtió también a preguntas de la prensa que si se producía alguna desgracia sería responsabilidad del organismo de cuenca.

Tanto la Comunidad de Regantes como el alcalde pedáneo de San Blas advirtieron de la situación creada y técnicos de la guardería de la CHJ pasaron a ver los destrozos causados y la situación en que se encuentra el cauce.

Los vecinos se quejan de que hace décadas que la CHJ no ha intervenido en la misma, lo que ha provocado la acumulación de sedimentos. Al subir el nivel de los arrastres apenas se divisa el cauce, por lo que cuando llueve mucho el agua acaba discurriendo descontrolada y saliéndose de la rambla, que es lo que ocurrió el miércoles de la semana pasada además de en otras ocasiones.

En la pedanía aseguran que antes la CHJ limpiaba la rambla y retiraba los sedimentos. Además, advirtieron que desde que se construyó Platea la evacuación de aguas va a la rambla y aumenta la crecida.

El redactor recomienda