Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Los vecinos de San Blas piden la limpieza de la rambla para evitar desbordamientos Los vecinos de San Blas piden la limpieza de la rambla para evitar desbordamientos
Un vecino de San Blas coloca piedras para asentar el terreno tras los arrastres de la riada para poder acceder con el vehículo a su propiedad

Los vecinos de San Blas piden la limpieza de la rambla para evitar desbordamientos

Quejas por la elevación de dos registros que forman un dique y que pueden causar inundaciones

FLos vecinos de San Blas han pedido la limpieza de la rambla para evitar desbordamientos e inundaciones como los que se produjeron el miércoles de la semana pasada,  ya que además de entrar agua en algunas cocheras la riada destrozó huertos e inundó campos de cultivo. Al problema de la falta de limpieza del cauce se suma ahora la elevación de dos registros de agua que amenazan con formar un dique de contención en caso de avenidas en la confluencia de las calles la Rambla y los Doctores.

El alcalde pedáneo de San Blas, Javier Cañete, explicó ayer que iba a comentar el problema con el Ayuntamiento de Teruel después de la última riada de la semana pasada, mientras que el concejal de Barrios Rurales, Carlos Aranda, indicó que ayer mismo se desplazaron equipos de limpieza a la pedanía.

Vecinos próximos a la rambla señalaron que el problema se debe a que el cauce no se limpia desde hace décadas, el nivel de los sedimentos ha ido subiendo y cuando se produce una riada es imposible que el agua vaya canalizada ya que se desborda, como sucedió el miércoles de la semana pasada. Ocurre con frecuencia, con especial virulencia cada cierto tiempo, y ante la amenaza de tormentas esta semana piden que haya una intervención porque la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) hace tiempo que se ha desentendido.

En términos similares se ha expresado la Comunidad de Regantes, que ha denunciado que el desbordamiento de la rambla se llevó por delante varios huertos y produjo el encharcamiento, con arrastres de tierras, de campos de maíz. Lo han comunicado a la Confederación Hidrográfica y la guardería de la misma tiene previsto pasar hoy para ver los destrozos.

El miércoles de la semana pasada la rambla bajó con muchísima fuerza, se desbordó y el agua volvió a entrar en cocheras que hay en la calle la Rambla. Los vecinos explican que no es un problema nuevo, sino que se repite cada vez que hay fuertes precipitaciones y va a más, por lo que piden soluciones.

Una vecina de las afectadas indicó que el problema se debe a que antes la CHJ limpiaba el cauce de la rambla y se llevaba los sedimentos que arrastraba, pero que eso se dejó de hacer hace décadas. A ello se ha sumado el problema de la derivación de las aguas pluviales de Platea, que van a dar a esta rambla y han hecho crecer la intensidad de las riadas cuando se producen fuertes tormentas.

El miércoles de la semana pasada el cauce se desbordó por completo y el agua circuló sin control por la calle la Rambla hasta entrar en las cocheras de las viviendas que dan a ella. En otras ocasiones sucede lo mismo con las que están en la calle Los Doctores, un problema que podría incrementarse ahora debido a la elevación que se ha hecho de dos registros de agua que hay junto al puente de la carretera.

Los vecinos explicaron que esos registros se inundaban continuamente por el arrastra de tierras y lo que se ha hecho ha sido elevarlos mediante la colocación de dos tubos de hormigón. El problema, según los afectados, es que eso va a formar un dique de contención y cuando lleguen riadas como la del otro día el agua se desviará hacia la calle Los Doctores con el riesgo de que  se meta en las viviendas.

El Ayuntamiento desplazó maquinaria para limpiar los arrastres en las calzadas y los cruces sobre la rambla

Comunidad de Regantes

La Comunidad de Regantes también ha contactado con la CHJ para informar de los destrozos causados por el desbordamiento. Su presidente, y vecino de San Blas, Francisco Gómez, señaló que la rambla está “embozada” porque se sacaron desagües del pueblo y subió el nivel de la rambla. A eso se suma ahora que los pluviales de Platea vayan a la misma con un incremento de arrastres, lo que ha subido más todavía el nivel de los sedimentos.

Gómez recordó que hace cinco o seis años ya volvió a pasar algo similar a causa del sedimento que año tras año se ha ido acumulando sin que se retire. Argumentó que si se limpia el cauce no debería haber problemas, pero que al haber subido el nivel el agua se desborda y daña las huertas. En el episodio del pasado miércoles la riada de la rambla se llevó por delante cuatro o cinco huertos que arrasó, según explicó el presidente de los regantes, además de encharcar campos de maíz hasta los que arrastró sedimentos. También tiró el muro de un huerto.

Un vecino que ayer colocaba piedras de gran tamaño para arreglar los desperfectos y facilitar el acceso a su finca, comentó que la CHJ nunca limpia y que cuando baja la corriente con fuerza produce destrozos.

Quien arregla los destrozos en las zonas donde las calles cruzan la rambla es el Ayuntamiento de Teruel, que es donde estaban actuando ayer operarios, pero el sedimento acumulado queda en el cauce al no intervenir la Confederación Hidrográfica.

El concejal de Barrios Rurales, Carlos Aranda, explicó que ayer se desplazaron varios equipos para limpiar la tierra y la grava que arrastró a las calles la rambla debido a su desbordamiento. Estaban actuando además en el cruce que sube al barrio del Santo.

Por otra parte, el alcalde pedáneo, Javier Cañete, indicó que siempre es el Ayuntamiento el que interviene porque la CHJ no lo hace, y sobre los registros que se han elevado y amenazan con formar una presa de contención del agua indicó que va a hablar con el consistorio para valorar si se pueden colocar en otro sitio para evitar que causen daños.

El redactor recomienda