Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

La Lista Roja de Hispania Nostra sobre riesgo de desaparición de patrimonio suma bienes de Híjar, Pozondón y Valderrobres La Lista Roja de Hispania Nostra sobre riesgo de desaparición de patrimonio suma bienes de Híjar, Pozondón y Valderrobres
El castillo de los Ares es el único de Teruel incluido en la Lista Roja de Hispania Nostra, aunque su estado de ruina es similar a otros muchos provinciales. Arcatur

La Lista Roja de Hispania Nostra sobre riesgo de desaparición de patrimonio suma bienes de Híjar, Pozondón y Valderrobres

El castillo de los Ares de Pozondón, el convento de Nuestra Señora de los Ángeles de Híjar y la torre del Penal de Valderrobres, en riesgo de ruina
Cruz Aguilar

Hispania Nostra ha incluido tres nuevos monumentos turolenses en su Lista Roja de Patrimonio, que es aquella en la que están los espacios en riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores. Se trata del castillo  de Los Ares, en Pozondón; la cárcel o torre del Penal, de Valderrobres y el convento de Nuestra Señora de los Ángeles, en Híjar. Estos tres bienes se suman a otros cinco que ya estaban en el listado.

Entre los monumentos incluidos se encuentra el castillo de los Ares, que como fortaleza es Bien de Interés Cultural. En el informe se habla de que su estado de conservación es “pésimo” y de que “sobrevive, únicamente, una de las torres”. Hispania Nostra ha decidido añadirlo a su compendio de monumentos sensibles porque, dado el estado de abandono que presenta, “si no se actúa pronto corre el riesgo de desaparecer por completo”.

El castillo de Los Ares es de propiedad privada, según explicó Rubén Sáez, que es el presidente de Arcatur, la Asociación para la Recuperación de los Castillos Turolenses, quien no obstante señaló que hay “plena disponibilidad” por parte de los dueños para su cesión con el fin de preservarlo”. Sáez destacó que se trata de un castillo de gran interés histórico puesto que “es probablemente el que mayor número de troneras tiene para poder albergar artillería en la provincia”. Además, según el informe que figura en la ficha de Hispania Nostra, se trata de la fortaleza más avanzada de las que defendían durante el siglo XII el señorío independiente de Albarracín.

El responsable de Arcatur indicó que desde la agrupación llevan mucho tiempo “poniendo el foco” sobre él, aunque matizó que el problema de los castillos privados es que los propietarios no suelen intervenir en ellos y, aunque existe la opción de la cesión, “hay que encontrar a quien quiera quedárselo”. En este sentido especificó que los Ayuntamientos muchas veces no quieren recoger el guante “porque supone un problema a no ser que tengan claro qué hacer con él”, dice.

Convento de Nuestra Señora de Los Ángeles, en Híjar. Hispania Nostra

Vida conventual en Híjar

A juicio de Sáez, el castillo de Los Ares no es el único de la provincia de Teruel que se encuentra en mal estado puesto que hay “alrededor de un centenar” que también amenazan ruina. Lamentó además que para muchos monumentos entrar en ese listado “supone quedar marcado para siempre”.

El convento de Nuestra Señora de los Ángeles, en Híjar, fue fundado en 1524, y está situado en la partida de Los Campillos. A principios del siglo XX, un grupo de religiosos franciscanos de la orden capuchina rehabilitó el convento, que estaba abandonado, y restaura la iglesia, que se abre al culto el 15 de julio de 1903. La vida conventual se mantuvo hasta la guerra civil, en la que quedó en ruinas.

Además de la iglesia, el conjunto incluye las dependencias de los monjes y los edificios auxiliares. Según Hispania Nostra el complejo “amenaza ruina total” y “si no se actúa pronto, corre el riesgo de desaparecer”.

En lo que respecta a la torre del Penal de Valderrobres, pudo construirse a partir del siglo XIII y fue utilizada como cárcel en el XIX, cuando estuvo en ella un militar de apellido Segura que se construyó una vivienda excavada en la roca –Cova Bonica o cueva del Penal– a 250 metros de la torre, donde vivió hasta su muerte.

Según el informe de Hispania Nostra, se encuentra en estado de ruina y solo se conservan dos arcos apuntados y dos vanos. Precisan que forma un conjunto arquitectónico, junto con la Cova Bonica y los demás torreones, y “podría desarrollar el turismo de la región pues reúne arte, historia y leyenda”, enumeran.

La torre del Penal de Valderrobres. Hispania Nostra

Estos cuatro monumentos se suman a la ermita de San Gregorio Magno, que se incluyó en enero de este año y que se localiza en Aguaviva. Además, están en el listado patrimonial la fábrica Bonica, de Valderrobres; las masías fortificadas del Maestrazgo y los conventos del Desierto de Calanda y los Servitas de Cuevas de Cañart, ahora en proceso de restauración. En el listado también figuraron el lavadero de lana del Jiloca, ubicado en Calamocha, y el peirón de San Miguel, de Huesa del Común, que han pasado a la lista verde tras actuar en ellos.

El arqueólogo Javier Ibáñez explicó que la lista de Hispania Nostra “es meramente orientativa” porque solo recoge “una mínima parte del patrimonio cultural que está en peligro si no de desaparición si de un grave deterioro”.

Detalla que se trata de una voz de alerta de relevancia, sobre todo por la repercusión que tiene en los medios de comunicación, pero plantea que por sí sola es insuficiente. “Si los propietarios, sean administraciones o particulares, no recogen el guante, no deja de ser una lista un tanto vergonzosa pero sin mayor efectividad ni concreción”, aseveró.

Los monumentos se pueden incluir a petición de los propios ciudadanos, aunque luego la propuesta debe refrendarse con un informe técnico de Hipania Nostra. La Lista Roja nació en el año 2007 con el fin de dar a conocer el patrimonio cultural y natural que se encuentra en abandono y en peligro de desaparición e incluye 900 bienes en España.

El redactor recomienda