Síguenos

313_1200x150-banner-tapigrama.gif banner click 313 banner 313

La presencia de los turiasaurios se extiende a Asia con el hallazgo de un diente en la India La presencia de los turiasaurios se extiende a Asia con el hallazgo de un diente en la India
Excavaciones en Riodeva en 2003

La presencia de los turiasaurios se extiende a Asia con el hallazgo de un diente en la India

El descubrimiento refuerza la importancia mundial de estos dinosaurios descritos en Teruel
banner click 244 banner 244

La sombra de Turiasaurus riodevensis con su descomunal tamaño de 30 metros de longitud sigue haciéndose cada vez más larga tras el hallazgo de restos de este dinosaurio en Asia por primera vez, después de que hasta la fecha se hubiese corroborado su presencia en Europa, América y África. El descubrimiento acaba de ser publicado en la revista científica internacional Neues Jahrbuch für Geologie und Paläontologie y extiende a casi todo el planeta la presencia de estos dinosaurios cuyo nombre hace referencia a Teruel.

El artículo científico con el hallazgo apareció publicado el pasado 10 de junio en esta revista editada en Alemania y que es una de las más importantes de referencia internacional. Sus autores son los investigadores de la India Archana Sharma, Sanjay Singh y Satheesh S. R., que describen un diente aislado de turiasaurio aparecido en una cantera de la cuenca de Jaisalmer.

El trabajo se titula The first turiasaurian sauropod of India reported from de Middle Jurassic (Bathonian) sediments of Jaisalmer Basin, Rajasthan, India, y en el mismo se presenta un diente aislado de dinosaurio saurópodo (cuadrúpedo de gran tamaño y de cuello y cola largos) cuyas características les ha permitido atribuirlo al clado (familia) Turisauria que se estableció cuando se descubrieron los fósiles de Turiasaurus en la localidad turolense de Riodeva en el año 2003, si bien su publicación científica se hizo tres años después en la revista Science.

Dientes

Los autores destacan que la presencia de estos dientes en forma de corazón “muestra una distribución geográfica y estratigráfica mucho más amplia del clado Turiasauria”, y lo vincula con el turiasaurio más próximo descrito hasta la fecha, Narindasaurus, publicado en 2020 por los paleontólogos de la Fundación Dinópolis Rafael Royo-Torres, Alberto Cobos y Luis Alcalá, que fueron los mismos científicos que en 2006 describieron el género Turiasaurus riodevensis y la familia Turiasauria.
 

Los 'padres' del Turiasaurus cuando investigaban Narindasuarus. FCPTD


Al haberse encontrado solo un diente, aparecido en una cantera de piedra que es explotada comercialmente, es imposible determinar qué tipo de turiasaurio sería, si un nuevo género o si podría adscribirse al ya descrito también por paleontólogos de la Fundación Dinópolis, Narindasaurus thevenini, cuyos fósiles fueron encontrados en Madagascar a principios del siglo XX y se encuentran depositados en el Museo Nacional de Historia Natural de París.

Hasta ahora Narindasaurus era el turiasaurio más antiguo que se conocía, ya que sus restos aparecieron en sedimentos del Bathoniense de Madagascar de hace unos 167 millones de años. El diente de turiasaurio que se ha encontrado en la India es también de ese periodo geológico, cuando las masas continentales de tierra que forman ahora Madagascar y la India no estaban separadas todavía por el mar y se encontraban unidas por tierra.

Narindasaurus, en el Jurásico Medio, y el fósil del diente hallado en la India, son los ejemplares más antiguos que se conocen hasta la fecha de turiasaurios, por lo que serían ancestros de Turiasaurus, de entre hace 154 y 145 millones de años.

Genealogía

El artículo de los paleontólogos indios repasa la genealogía de la familia Turiasauria, sobre los que hasta la fecha se han descrito ocho géneros distintos. El más antiguo sería Narindasaurus en el Jurásico Medio y luego habría cinco turiasaurios en el Jurásico Superior: Amanzia, hallado en Suiza, y Tendaguria, descubierto en Tanzania y que serían coetáneos; y después estarían los tres hallados en la Península Ibérica como son Turiasaurus en Teruel, Losillasaurus en la Comunidad Valenciana y Zby en Portugal.

Los otros dos turiasaurios serían más modernos al haber aparecido en registros sedimentarios del Cretácico Inferior en Norteamérica. Por un lado estaría Mierasaurus bobyoungi, descrito en Utah (EEUU) por los mismos paleontólogos de la Fundación Dinópolis junto con científicos de Estados Unidos y el Reino Unido, cuya edad se situaría entre hace 130 y 135 millones de años; y luego estaría el turiasaurio más moderno que se conoce, Moabosarus, de hace 125 millones de años y cuyos restos fueron encontrados también en Utah.
 

La presencia de turiasurios en Asia se ha conocido al cumplirse diecinueve años del inicio de las excavacines en Riodeva en 2003, en la fotografía


Hasta la fecha el clado Turiasauria había aparecido en Europa, África y América, mientras que el hallazgo de la India sitúa también a estos gigantes del Mesozoico en Asia, siendo la primera vez que se documentan, algo que han destacado por su importancia los tres padres de Turiasaurus, los palentólogos Rafael Royo-Torres, Alberto Cobos y Luis Alcalá, autores de la descripción científica de la familia de estos grandes dinosaurios saurópodos.

Rafael Royo-Torres, profesor de la Universidad Zaragoza, aseguró que la trascendencia de este nuevo hallazgo es que “se suman cada vez más investigadores al descubrimiento de restos de turiasaurios que en principio no tenían relación con el material que tenemos aquí en Teruel”. Esto indicaría que cualquier investigador con la bibliografía científica publicada tiene suficientes referencias para ser “capaz de identificar restos de turiasaurios en países tan lejanos como la India”.

Hallazgo universalizado

A juicio de Royo-Torres, este clado con Turiasaurus “ha pasado a formar parte un poco del patrimonio científico de todos”, lo cual universaliza el hallazgo en lugar de reducirlo a un grupo de científicos más local como sucedió al principio cuando desde la Fundación Dinópolis en Teruel se empezó a estudiar esta familia de grandes dinosaurios. “Ahora mismo los turiasaurios están siendo estudiados por diferentes equipos, ya que hay gente haciéndolo en Inglaterra, y en Suiza también la hay trabajando con ellos, mientras que ahora se suma este grupo de investigadores independientes de la India”, señaló.

A este respecto, añadió que el hecho de encontrar turiasaurios en la India “viene a confirmar nuestro descubrimiento de que en Madagascar había estos dinosaurios en el Jurásico Medio y que era un taxón aislado cuyo material se conocía pero nadie lo había clasificado como un turiasaurio; y esta nueva publicación viene un poco a refrendar ese trabajo nuestro de haber descubierto turiasaurios en el Jurásico Medio de Gondwana”. En su opinión, en el resto de Asia podrían aparecer más turiasaurios, a la espera de que se encuentren, aunque aclaró que por la dinámica del movimiento tectónico de las masas continentales no hubiesen viajado por la India sino por Europa.

Este último hallazgo de la India se produce casi dos décadas después de que se iniciasen las excavaciones en Riodeva que permitieron sacar a la luz el primero turiasaurio descrito como tal por los científicos de la Fundación Dinópolis. Rafael Royo aseguró que en aquel momento no eran conscientes de la trascendencia futura que iba a tener ese hallazgo por su extensión geográfica.

Labor científica

“Uno no es consciente de lo que tiene entre las manos hasta que no lo estudias, y por eso es tan importante la labor científica y el poner en valor las cosas, porque salen muchas noticias sobre el hallazgo de un nuevo dinosaurio y muy grande, pero realmente la trascendencia que ha supuesto todo este material va más allá de lo científico y lo social para Teruel porque ha dado un salto hasta Estados Unidos”, manifestó Royo, que opinó que de esta manera el dinosaurio “deja de ser ya algo personal del científico para ser algo de todo el mundo”.
 

 El diente hallado en la India. Neues Jahrbuch für Geologie und Paläontologie


El director gerente de la Fundación Dinópolis, Alberto Cobos, destacó que el nuevo hallazgo de la India corresponde a un diente que procede del Jurásico Medio, “es decir, estaríamos hablando un poco de los ancestros del propio Turiasaurus riodevensis, y va en la línea del Narindasaurus que publicamos de Madagascar en África”.

Cobos añadió que la aparición del diente en la India “sigue ampliando todo lo que es la expansión de los turiasaurios desde el Jurásico Medio hasta el Cretácico Inferior, que son los últimos que se conocen”. Consideró que “en bastantes lugares de África, más allá de los propios de Madagascar, como ya publicamos nosotros, aparecerán muchos dinosaurios, incluso algunos de los ya conocidos, que se podrán relacionar con los turiasaurios, probablemente en países como Marruecos”.

Verificación de una hipótesis

El tercero de los paleontólogos que describió Turiasaurus y el clado Turiasauria en 2006, Luis Alcalá, director gerente del Museo de las Ciencias de Andalucía en Granada, aseguró que “la documentación de turiasaurios en Asia supone la verificación de una hipótesis que siempre habíamos barajado”, puesto que tras identificar a los primeros turiasaurios en varios países de Europa, “enseguida pensamos que estarían en África, por lo que dirigimos las pesquisas hacia los fósiles de Tendaguru, en Tanzania; posteriormente reconocimos restos novedosos procedentes de Madagascar”.

Alcalá añadió que “el encuentro con fósiles de turiasaurios de América del Norte fue bastante inesperado, pues nuestra colaboración con colegas de Utah no estaba especialmente dirigida a los representantes de este clado. Pero, en cambio, fuimos expresamente a América del Sur buscando evidencias de turiasaurios”.

A juicio de Alcalá, “un grupo de dinosaurios de tan amplia distribución, pues se localizaron en los dos supercontinentes mesozoicos -Laurasia (hemisferio norte) y Gondwana (hemisferio sur)- hacía presumir que también deberían de estar en Asia”.

Yacimientos

Añadió que “un lugar apropiado para ello podría ser el yacimiento de Dashanpu (Zigong, China) pero el hallazgo en la India se ha anticipado a los de otras posibles zonas. No obstante, estoy convencido de que se encontrarán más fósiles de turiasaurios en otros afloramientos o museos de Asia. Ahora únicamente quedan dos grandes masas emergidas en las que no se han registrado vestigios de turiasaurios, Australia y Antártida”.

Para el paleontólogo turolense, resulta “muy satisfactorio que el grupo al que da nombre un dinosaurio tan turolense tenga una distribucion casi planetaria y el gran impacto popular de este gigantesco animal supieron aprovecharlo apropiadamente, más allá de en Dinópolis-Teruel, en Japón, donde fue el protagonista de cuatro impresionantes exposiciones”. Por ello, Alcalá consideró que el hecho de que ahora “un Turiasaurus vaya a presidir una rotonda turolense supone que empieza a valorarse aquí su relevancia mundial más allá de por el propio colectivo de profesionales de la paleontología”.

 

 

El redactor recomienda