Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

La proliferación de locales vacíos, un fenómeno al que Teruel no es ajeno La proliferación de locales vacíos, un fenómeno al que Teruel no es ajeno
Local vacío en alquiler en el Tozal, donde hay al menos otros cuatro en la misma situación. Javier Escriche

La proliferación de locales vacíos, un fenómeno al que Teruel no es ajeno

Los alquileres van de 500 a 1.000 euros, pero el miedo a emprender frena al sector

La capital turolense no es ajena a un fenómeno que se está dando en la mayoría de las ciudades españolas, que preocupa y hace cuestionarse el cambio de tendencia en el hábito de los consumidores. Se trata de la proliferación de locales comerciales vacíos tanto en las principales vías de los municipios como en otras calles. La pandemia, el auge del comercio online y el miedo a emprender ha hecho que esta tendencia, que ya había comenzado a destacar antes del confinamiento, se haya agudizado en los últimos meses. Toca ahora buscar soluciones para paliar una situación que lleva emparejado el declive de los cascos urbanos.

Desde las inmobiliarias reconocen que el alquiler y venta de locales está “un poco parado” y que los clientes tienen que ajustar precios para ser competitivos si quieren sacarlo adelante. Aún así es complicado porque la oferta es muy amplia. “Antes había más facilidad porque había más comercio pequeño”, indican desde Fincater.  Además, cada vez quedan menos entidades bancarias que también están dejando locales vacíos en lugares emblemáticos de las ciudades.

Aún así, en las zonas más comerciales hay más rotación en la ocupación de los bajos pero en otros barrios hay locales vacíos desde hace muchos años como en San León o La Fuenfresca.

Desde hace unos años además la adquisición de locales ha dejado de ser una inversión, que ha sido remplazada por la compra de viviendas para alquilar o como segundas residencias, porque es “más seguro y más rentable” a no ser que el local esté situado “en un punto muy bueno”, cuenta Sergio Puerto.

Aún así en calles tan emblemáticas como el Tozal se pueden encontrar en la actualidad al menos cinco locales en venta o alquiler y otro en liquidación por cierre.

Los precios de alquiler varían no solo dependiendo de la zona comercial de la ciudad y de los metros cuadrados sino también del estado en el que se encuentran y del tiempo que lleva esperando ser alquilado, aunque la media en el conjunto de la ciudad se encuentra entre los 500 y los 1.000 euros.

Las páginas web de algunas inmobiliarias consultadas reflejan esta diferencia. En la calle San Juan, por ejemplo, una de las vías principales para el comercio en la ciudad, el alquiler de un local de 42 m2  puede costar 1.200 euros al mes, pero en la misma calle se pueden encontrar otros de 100 metros por 500. La diferencia estriba en que uno está a pie de calle y el otro en una galería comercial.

Tres locales vacíos en la avenida Sagunto, arteria principal de la capital turolense

Las administraciones no son ajenas a este fenómeno, sobre todos después de la pandemia por coronavirus, que ha supuesto echar el cierre a muchos negocios, tanto relacionados con la hostelería como con el pequeño comercio. Tanto el Gobierno de Aragón como el Ayuntamiento de Teruel disponen o van a sacar convocatorias de ayudas en este ámbito tanto para nuevos locales como para evitar que se cierren negocios.

En el caso del Gobierno de Aragón, recientemente finalizó una línea de ayudas con cargo al Fite y en la actualidad hay abierta otra convocatoria para inversiones en pequeño comercio tanto nuevo como existente. Se incluye obras de adecuación para accesibilidad o supresión de barreras, mejoras en equipamientos de escaparates, rótulos, toldos y marquesinas exteriores y digitalización.

El Ayuntamiento de Teruel también acaba de publicar una ordenanza, paso previo para la convocatoria de ayudas para el alquiler de locales, que estará dotada con 225.000 euros y se publicará en el mes de octubre, destinados a que autónomos y pymes afectados por la pandemia puedan pagar el alquiler.

Este vaciamiento de los negocios físicos no es un problema solo de Teruel y en otras ciudades han acudido a otras herramientas como la posibilidad de reconvertir locales en viviendas cuando se dan las condiciones o el reclamo a los propietarios de que ofrezcan un aspecto adecuado.

300 locales en un censo anterior a la crisis sanitaria

El Ayuntamiento de Teruel y la Cámara de Comercio realizaron un censo a finales de 2019 que contabilizaba más de 300 locales disponibles, pero la oferta se limitaba a 190 porque del resto no se había podido localizar a los propietarios.  Este listado  está disponible en la web de la Cámara y tendría que actualizarse para incorporar nuevos bajos que se han quedado desocupados, en muchos casos por los efectos de la crisis sanitaria y económica. Son pocos los que ya no están disponibles.

El redactor recomienda