Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Las estaciones de esquí prevén iniciar en el puente la temporada más deseada Las estaciones de esquí prevén iniciar en el puente la temporada más deseada
Nieve en Valdelinares, el martes

Las estaciones de esquí prevén iniciar en el puente la temporada más deseada

En Javalambre el frente ha dejado 15 centímetros de espesor y 25 en Valdelinares

Las estaciones de esquí aragonesas esperan la acumulación de mayores espesores de nieve, que podrían caer de cara al fin de semana en el Pirineo, para poder iniciar la temporada más esperada, previsiblemente para el Puente de la Constitución, después de que la pasada campaña sólo abriera Astún por las restricciones sanitarias de la covid-19.

Aunque ninguna tiene clara la fecha de apertura porque el frente de nieve que se anunciaba para principios de esta semana se ha retrasado, en todos los centros invernales hay "muchas ganas" y está todo preparado para que los aficionados se puedan deslizar por las pistas y olvidar no sólo la temporada anterior, sino que la de 2019-2020, que comenzó a finales de noviembre con buenas perspectivas, tuvo que adelantar su cierre por la irrupción de la pandemia.

En Aramón, grupo empresarial de turismo de nieve y montaña formado por el Gobierno de Aragón e Ibercaja y que gestiona las estaciones de Formigal-Panticosa y Cerler en el Pirineo y las de Javalambre y Valdelinares, en el Sistema Ibérico turolense, el objetivo es abrir "antes del puente o para el puente" porque tienen "todo preparado".

Aunque en las estaciones de Teruel había nevado ya este martes y en el Pirineo "se había espolvoreado" el lunes la zona de Izas, en Formigal, no se habían producido acumulaciones importantes hasta la pasada noche.

En Javalambre el frente ha dejado 15 centímetros de espesor, 25 en Valdelinares, los mismos que en la base de la estación de Cerler y en Formigal entre 15 y 20 centímetros que llegan incluso a los 30 en cotas altas, han apuntado a Efe fuentes del grupo.

El frío no ha sido tampoco constante para poder fabricar nieve artificial de forma continuada, pero las previsiones para esta semana "son buenas".

Desde Aramón, el dominio esquiable más grande de España con un total de 289 kilómetros entre sus cuatro estaciones, ven con optimismo esta próxima campaña invernal en la que se pondrán en marcha tres nuevas sillas: una en Cerler, en la zona de Castanesa, y dos en Formigal, la silla Lanuza instalada el verano de 2020 y otra este verano en el valle de Izas, la de Pico Royo, que permitirá abrir dos nuevas pistas en el collado de Lapazuso.

El grupo ha invertido 20 millones de euros en las dos últimas campañas, aunque en la anterior no abrió finalmente sus instalaciones por la pandemia, y ha llevado a cabo también mejoras en innivación, novedades que detallarán este jueves en la presentación que realizará en Madrid.

Con la vista puesta en el futuro, inciden las fuentes en que las previsiones "son buenas" porque los esquiadores "tienen ganas" y la venta anticipada de abonos de temporada "ha ido bien".

El mismo optimismo transmite el director comercial de Astún, Andrés Pita, ante las previsiones de nieve, que el martes por la mañana no habían llegado, aunque este miércoles la estación se ha despertado con espesores de 20 centímetros y que se esperan nevadas más intensas hacia el fin de semana.

"En función de la nieve que caiga y de la nieve que fabriquemos diremos la fecha de apertura, cuando la tengamos a ciencia cierta", apunta a Efe, aunque no cree que sea este último fin de semana de noviembre.

Tampoco las temperaturas han sido lo suficientemente bajas para poder fabricar nieve artificial, lo que requiere no sólo frío y la humedad adecuada sino también "coordinar la producción con el pisado", y hasta la fecha, la temperatura ha sido "justita", por lo que espera que llegue "una ventana fría de forma constante" para proceder a la innivación artificial. Este miércoles están "ya en ello", ha apuntado.

Desde la única estación aragonesa que abrió la pasada temporada pese a las restricciones de la pandemia, porque era "lo que tenían que hacer" pese a tener un resultado económico "desastroso" -asevera Pita-, la venta anticipada de abonos de temporada ha sido buena, "similar a las cifras de la temporada 2019-20".

La principal novedad para esta próxima campaña, que tiene que ser "infinitamente mejor" que la anterior y estar "en números de la de 2019-2020", es que vuelven a ofertar con la vecina Candanchú un dominio esquiable conjunto de 100 kilómetros.

Las previsiones, por tanto, son también buenas porque hay "ganas" de esquiar, la venta de abonos ha ido bien, se anuncia nieve y descenso de temperaturas y esperan abrir para el puente "o poco antes", fecha "muy importante" para que la campaña sea buena dado que en este sector "los días no vuelven", recuerda.

En la cercana Candanchú la alegría es doble por la inminente apertura tras una temporada cerrada por la pandemia y los "nuevos compromisos" adquiridos por el Gobierno de Aragón, con un crédito pactado de dos millones de euros que también se ha ofrecido a Astún, la otra estación privada, que van a posibilitar la apertura después de que este verano el consejo de administración anunciara que era insostenible.

Esta financiación, pendiente de la documentación final para que se pueda materializar "ojalá antes del inicio de la temporada", se suma a los 3 millones de euros que la Diputación de Huesca destinará también a ambas estaciones en una línea de ayudas para inversiones, recuerda a Efe el director, Álvaro Luna, que apunta como prioritario mejorar la innivación en la zona de debutantes.

Aunque la estación barajaba poder abrir este fin de semana, el retraso "del temporal fuerte" desvanece por ahora esta posibilidad, para la que estaría todo preparado, y se marcan como fecha el 3 de diciembre, día de inicio del puente de la Constitución.

La ventaja de que no hubiera "grandes averías ni deterioro" en las telesillas, que el pasado año no se usaron, ha favorecido que la pasada semana concluyera su revisión y se trabaja ahora en los telesquís y las cintas, menos complejos, para completar la puesta a punto.

De momento se han acumulado desde ayer 15 centímetros de espesor en la cota baja y "entre 20 y 25 de 1.800 metros para arriba" y se ha empezado a fabricar nieve artificial aprovechando la ventada de frío abierta.

Luna prevé que esta semana se pueda fabricar más, con la bajada de temperaturas prolongada anunciada, y se muestra también optimista para una temporada "muy esperada en todos los sentidos" para la que la venta anticipada de abonos ha funcionado también "de forma similar a la de 2019-2020" y en la que hay "muchas ganas" y "reservas hoteleras" en la zona a nivel de grupos y escolares.

El redactor recomienda