Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Los alcaldes dicen que una ambulancia por comarca no es suficiente y la DGA recuerda que el pliego no está cerrado Los alcaldes dicen que una ambulancia por comarca no es suficiente y la DGA recuerda que el pliego no está cerrado
Una ambulancia a las puertas del hospital de Alcañiz. Archivo

Los alcaldes dicen que una ambulancia por comarca no es suficiente y la DGA recuerda que el pliego no está cerrado

El PP reclama que no desaparezcan los ocho vehículos de los pueblos y se reconviertan en SVB
banner click 244 banner 244

La propuesta para el nuevo pliego de condiciones para el servicio de transporte sanitario urgente en Aragón, donde se plantea la eliminación de las ambulancias convencionales, ocho de ellas en la provincia de Teruel, ha despertado la indignación de responsables municipales, partidos políticos y ciudadanía. Los alcaldes y concejales de algunos de los municipios afectados advierten de que un solo vehículo para cada comarca no es suficiente por la gran dispersión y extensión de los territorios. Formaciones políticas como el Partido Popular y CHA también han mostrado su desacuerdo y piden que se rectifique. Además, desde el ámbito sindical se ha iniciado una recogida de firmas telemática que el martes por la tarde ya llevaba más de 20.000 apoyos. Mientras, el Gobierno de Aragón insiste en que el documento no está cerrado y que se está hablando con las diputaciones provinciales para tener en cuenta la particularidad de cada zona. Asimismo, aseguran que Teruel es la provincia que más horas de servicio gana y que se mejoran los tiempos de respuesta.

La normativa europea no considera como asistenciales las ambulancias convencionales (que solo tienen un técnico que realiza las labores de conductor) son quince en Aragón, de las que ocho están en Teruel en Muniesa, Orihuela, Sarrión, Perales del Alfambra, Mas de las Matas, Cella, Alcorisa y Valderrobres, si bien esta última pasa a tener una de Soporte Vital Básico (SVB, con dos técnicos de transporte sanitario) que pierde Mosqueruela. Tras la desaparición de estos servicios, en Zaragoza y Huesca se incrementarán los SVB, pero en Teruel serán los mismos que ahora, aunque con mayor presencialidad.

Los municipios afectados están muy molestos con este planteamiento porque sienten que se van a quedar desatendidos. El alcalde de Muniesa, José Luis Iranzo (PP) calificó de “inaceptable” la pérdida de esta ambulancia que señaló que da servicio no solo a este municipio sino a todos los de la zona de salud como Cortes, Blesa, Alacón, Obón o Maicas. Asimismo, recordó que el pueblo tiene una residencia de ancianos por lo que este tipo de servicios aún es más necesario. “Estoy hablando con todos los alcaldes y si es necesario organizaremos una protesta”, señaló.

El concejal de Sarrión Alberto Fontestad (PP), aseguró que esta no es la primera ocasión que vive una situación así porque cuando se organizó el mapa sanitario se planteó tener una única zona de salud en Mora para toda la comarca de Gúdar-Javalambre pero se vio que “era inviable” y afirmó que ahora está pasando lo mismo con las ambulancias. “Es una auténtica barbaridad”, afirmó Fontestad quien confió en que “haya gente razonable que se de cuenta de que esto es inviable” y pidió que esta organización del transporte sanitario “no se estudie desde la ciudad en un mapa sino que se vaya a las carreteras y se visiten los pueblos”.

Por otro lado, la alcaldesa de Mosqueruela, Alba Lucea (PSOE), reconoció que en el pueblo el borrador para el nuevo contrato de transporte sanitario urgente “se percibe con temor, con miedo” porque en la reordenación podría desaparecer su ambulancia. Recordó que actualmente el pueblo tiene un SVB que da servicio a Mosqueruela pero también a Puertomingalvo, Linares y Valdelinares y que, junto a la quitanieves, es un “descanso para los vecinos” si hay una emergencia por la elevada altitud de esta zona que complica la movilidad en invierno. Lucea explicó que no están conformes y que desde el Ayuntamiento están hablando con todas las administraciones para tratar de que se tenga en cuenta la situación de esta zona y se pueda mantener el vehículo.

El alcalde de Orihuela, Rafael Samper (PAR), explicó que desde el pueblo se han sumado a la recogida de firmas que han impulsado los trabajadores del transporte sanitario y que harán llegar a través de sus representantes en la Comisión de Sanidad de las Cortes sus alegaciones para que no desaparezca esta ambulancia. “Con un solo vehículo en Albarracín es menos efectivo el servicio y la atención al ciudadano porque si la ambulancia está haciendo un servicio y surge otra urgencia no se va a poder atender”, comentó Samper.

El alcalde de Cantavieja y vicepresidente de la Comarca del Maestrazgo, Ricardo Altabas (PP), mostró su preocupación por la situación en la que queda esta comarca porque la ambulancia de Cantavieja tendrá que asumir pueblos que ahora se atendían desde Mas de las Matas y Mosqueruela. “No sirve de nada que amplíen el horario, el problema son las distancias”, advirtió y recordó que Cantavieja se encuentra a 90 kilómetros del hospital más cercano, tanto si es el de Teruel como el de Alcañiz o Castellón y que la comarca es “extensísima y con puertos de montaña”. Altabas señaló que la situación es muy diferente en el Maestrazgo castellonense ya que en Morella hay una UVI móvil y otra en Villafranca, a 25 kilómetros.

Propuestas del PP

La portavoz de Sanidad del PP en las Cortes de Aragón, Ana Martín, junto al presidente del PP en Teruel, Joaquín Juste, y representantes municipales de los territorios afectados, dio una rueda de prensa en Teruel en la que criticó duramente el trato que recibe la provincia y el medio rural y en la que explicó las iniciativas que va a presentar su partido. “Pedimos que no se supriman estas ocho ambulancias, que se reconviertan todas a Soporte Vital Básico, lo que tendría un coste de 400.000 euros”, reclamó Marín que explicó que este viernes se votará una proposición no de ley en el parlamento aragonés y que también hay iniciativa en el pleno de la Diputación Provincial de Teruel, en comarcas y ayuntamientos.

“Pedimos dignidad y respeto hacia Teruel y los turolenses. Que no nos quiten ni una ambulancia porque todas son necesarias y de ellas puede depender una vida”, advirtió la parlamentaria popular que rebatió que con mayor presencialidad se mejore el servicio y que insistió en que “aumentarán los tiempos de respuesta”.

“Cada vez que el Gobierno de Lambán toma una decisión en el ámbito sanitario, recorta más derechos a la provincia de Teruel, más derechos a los turolenses, pero especialmente al medio rural”, denunció Marín que pidió a la consejera de Presidencia, la turolense Mayte Pérez, que explique a los responsables sanitarios cómo es la provincia.

Joaquín Juste, instó a toda la ciudadanía a mostrar su disconformidad con esta medida. “Tenemos que alzar la voz”, subrayó, deseando a su vez que las quejas para cambiar los pliegos “no vengan solo del PP” porque “no es cuestión de ideología, sino de seguridad y de servicios”.

CHA

Por su parte, el vicesecretario territorial de CHA en las comarcas turolenses, Javier Carbó, trasladó su rechazo a la propuesta de nuevo pliego de transporte sanitario urgente. “Es un error diseñar el nuevo mapa de transporte sanitario sin contar con los territorios afectados, y sin tener en cuenta la realidad territorial y demográfica de Teruel, con mucha extensión, muchos pequeños pueblos con mucha distancia entre sí, una densidad poblacional muy baja y un gran envejecimiento de la población, a las que se unen las dificultades adicionales de la orografía”, señaló en una nota de prensa.

“Es necesario acercar los servicios a los habitantes del medio rural, y con esta propuesta lo que se hace es alejar los mismos e incrementar los tiempos de reacción”, explicó Carbó.

Más presencialidad

Desde el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón se puntualizó que los pliegos aún no están cerrados y que la propuesta mejora la presencialidad de los recursos, con más horas y más días a la semana. La DGA insistió en que Teruel es la provincia que más horas de servicio gana (más de 1.000 según la propuesta) ya que se pasaría de 267 horas de soporte vital básico con personal presencial a 1.428. Todas sus ambulancias pasan a ser presenciales los siete días de la semana, unas con 24 horas y otras con 12 horas. Las ambulancias convencionales solo tienen conductor y localizado, por lo que el tiempo de activación es de 15 minutos desde que se da el aviso hasta que el conductor sale a por el paciente. De ahí que ganar presencialidad sí mejora el tiempo de respuesta, aseguró Sanidad. El Gobierno de Aragón señaló que se está hablando con las instituciones de cada provincia para tener en cuenta la particularidad de cada una y en función de eso se decidirá la ubicación concreta de cada dispositivo.

Por otro lado, desde el departamento de Sanidad se recordó que la atención a la urgencia no solo depende del transporte, que los centros de salud son el primer recurso activado en caso de emergencia sanitaria y que estos están distribuidos por el territorio con personal las 24 horas al día.

El redactor recomienda