Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

Los dueños de fincas junto al río Alfambra piden que se limpie el cauce para evitar inundaciones Los dueños de fincas junto al río Alfambra piden que se limpie el cauce para evitar inundaciones
Tapón que originó la suciedad del río arrastrada por el agua tras la tormenta del lunes y que fue retirado el miércoles

Los dueños de fincas junto al río Alfambra piden que se limpie el cauce para evitar inundaciones

Solicitarán a la Subdelegación que medie ante la CHJ
Cruz Aguilar

Los dueños de fincas en la Huerta Nueva, junto al río Alfambra a su paso por Teruel, exigen que se limpie el cauce porque la acumulación de suciedad y sedimentos hace que se desborde tras cada tormenta. Se han quejado muchas veces a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), desde donde, según explican los dueños de los campos, les dicen que “el río se tiene que salir”.

Sim embargo, Julio Escuder, que es uno de los propietarios de los terrenos, comenta que se trata de episodios que antes ocurrían “cada 20 años’ y ahora “tres  veces al año”. Por eso, varios propietarios tienen previsto solicitar en los próximos días una reunión con el subdelegado del Gobierno en Teruel, José Ramón Morro, para pedirle que medie con la CHJ de cara a solucionar el problema, que se solventaría “con una limpieza profunda del cauce del Alfambra y el final del río Seco”.

Escuder relata que cuando se ejecutaron las obras de la A-23 se restauró esa zona, ampliándose el cauce y colocando escolleras. “Pero desde entonces la Confederación no ha limpiado ni ha hecho nada por lo que cada año el río tiene menos capacidad y desde hace 5 o 6 años se sale, se inundan los campos y deja muchos destrozos”, lamentó el propietario de una de las fincas. En su campo había hasta el año pasado chopos, pero eran de gran tamaño y no se veían afectados por las inundaciones que, sin embargo, sí destrozan los chopos más jóvenes y otros cultivos.

El redactor recomienda