Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Los grupos políticos del cuatripartito dan por hecho el compromiso de acabar con la exclusión financiera en el medio rural Los grupos políticos del cuatripartito dan por hecho el compromiso de acabar con la exclusión financiera en el medio rural
El diputado del PP, Joaquín Juste, durante la defensa de la iniciativa del PP sobre exclusión financiera. Cortes de Aragón

Los grupos políticos del cuatripartito dan por hecho el compromiso de acabar con la exclusión financiera en el medio rural

Decae la PNL del Partido Popular tras el acuerdo entre la DGA y las diputaciones provinciales
banner click 244 banner 244

Los grupos parlamentarios que sustentan al cuatripartito dieron este lunes por hecho el compromiso de acabar con la exclusión financiera en las zonas rurales a través de la instalación de cajeros automáticos, tras el acuerdo alcanzado el viernes entre la DGA y las tres diputaciones provinciales, e hicieron que decayera la PNL que había presentado el PP en las Cortes de Aragón sobre esa asunto.

La iniciativa de los populares se debatió en la Comisión Institucional y de Desarrollo Estatutario, a raíz de la polémica surgida hace dos semanas cuando el alcalde de Lidón, y diputado autonómico del PP, Joaquín Juste, denunció que Correos quería cobrar a los pueblos por la instalación de cajeros.

Una iniciativa similar se llevó la semana pasada al Senado, donde fue aprobada, para acabar con la exclusión financiera y que en los pueblos pequeños también se pueda retirar dinero en efectivo.

Correos volvió a desmentir el viernes, como ya hizo hace dos semanas, que pretendiese cobrar a los ayuntamientos por este servicio e insistió en que todavía no se habían seleccionado los pueblos donde se iban a instalar los 1.500 cajeros automáticos que pretende poner en servicio, de ellos 10 en pueblos de la provincia de Teruel que carecen de este servicio.

Fotografías

Juste volvió a recordar lo sucedido “después de tantas fotos” entre el presidente de Correos y el Gobierno de Aragón, para insistir en que lo que le ofrecieron a él como alcalde de Lidón era instalarle el cajero a cambio de un pago mensual de 850 euros, aparte de hacerse cargo del local y las conexiones. Correos recalca por su parte en que eso no es así y que la instalación será gratuita, además de no haber seleccionado todavía los lugares donde se colocarán los cajeros.

El lunes en la Comisión Institucional de las Cortes la propuesta que llevaron los populares  planteaba en un primer punto que se instase al Ejecutivo aragonés para que habilitase “los medios necesarios para que los municipios de menos de 1.000 habitantes puedan tener acceso a cajeros automáticos con costes asumibles”.

El segundo punto lo modificó al aceptar una enmienda de Ciudadanos en la que se pedía exigir que “los convenios de colaboración y adhesión al convenio marco suscrito entre el Gobierno de Aragón y Correos, no supongan para las entidades locales que los suscriban, condiciones económicas inasumibles”.

Enmienda

Los dos puntos se votaron por separado, puesto que IU propuso también una enmienda que no fue aceptada por el PP, pero la iniciativa decayó al no respaldarla las formaciones que sustentan al cuatripartito (PSOE, Podemos, CHA y PAR), después de que el pasado viernes el Gobierno de Aragón y los presidentes de las tres diputaciones provinciales llegasen a un acuerdo por el que se pondrán cajeros en todos los municipios que no tengan.

El portavoz del PP, Joaquín Juste, insistió en criticar a la sociedad estatal de Correos por  su “afán recaudatorio” y consideró que así nunca se acabará con la despoblación, además de mostrar otra vez su malestar por que les quieran “tomar el pelo” a los pueblos.

El portavoz del PSOE, Darío Villagrasa, explicó que al estar trabajando ya el Gobierno de Aragón en las demandas que se hacían en la iniciativa no podían apoyarla, y en la misma línea se pronunciaron los portavoces de Podemos, CHA y PAR. Además, recordó que Correos había desmentido que fuese a cobrar.

Juste comentó al final de la votación que no apoyar la iniciativa eran “excusas” y que era “indignante” que Correos pretenda desmentir ahora lo que quería hacer. Añadió que si se cambian las condiciones se alegrará porque los precios que querían establecerse eran “inasumibles”.

El redactor recomienda