Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

303_1200x150-controlglass.gif banner click 303 banner 303

Los medios de comunicación locales, “agentes de cambio” para la revolución rural Los medios de comunicación locales, “agentes de cambio” para la revolución rural
Eva Defior y Chema López Juderías, el domingo por la mañana en Soria durante el diálogo en el que participaron. María Ferrer

Los medios de comunicación locales, “agentes de cambio” para la revolución rural

Son el único altavoz para promocionar los pueblos y reivindicar sus carencias
banner click 244 banner 244
Cruz Aguilar

Los directores de DIARIO DE TERUEL y Grupo La Comarca, Chema López Juderías y Eva Defior, respectivamente abrieron en Presura 21 el debate acerca de la importancia de los medios de comunicación a la hora de sensibilizar sobre la problemática de los núcleos rurales y los calificaron de “agentes de cambio” capaces de, a través de sus informaciones, impulsar acciones y actitudes para la mejora de la vida en los pueblos. Los periodistas participaron en Soria en la Feria Presura, donde se han desarrollado un total de 23 diálogos sobre diferentes temáticas relacionadas con la repoblación.

Durante los tres días de la feria, organizada por El Hueco, han pasado diversos ponentes procedentes de diferentes entornos, rurales y urbanos, mostrando su opinión sobre la visión del rural que hay en la actualidad y también planteando posibles soluciones para la repoblación.

Los medios locales son “agentes de cambio” a la hora de reivindicar la realidad que tenemos delante, dijo Defior. Son los que se hacen eco necesidades concretas que es difícil que lleguen a los medios nacionales, aunque la directora de La Comarca planteó que el trabajo en red desde diferentes plataformas es fundamental para dar visibilidad a estas problemáticas porque, a su juicio, el mismo problema de falta de especialistas de los hospitales turolense lo tendrán otras zonas despobladas de España. Una buena herramienta para servir de altavoz sería, en opinión de López Juderías, crear un espacio de difusión a nivel nacional en el que se colgaran todas las noticias y proyectos que pueden tener réplica o resultar de interés en otros lugares.

Esenciales en pandemia

Defior destacó el “servicio útil” que los medios de comunicación locales prestaron durante la pandemia. También López Juderías se refirió a la covid y señaló que, aunque económicamente supuso un gran palo para los pequeños medios, “sirvió para que mucha gente descubriera la información local” y se prestó un servicio público tanto a los habitantes del medio rural como a otros que tienen vinculación e intereses pero residen fuera. Detalló que “todos los medios daban las cifras generales de la pandemia”, pero las pequeñas cosas de cada pueblo las contaron solo los medios locales. Recordó que durante los meses del confinamiento se repartieron los dos periódicos turolenses de forma gratuita y en formato PDF a través de las redes, primando el interés de la ciudadanía sobre el económico.

La periodista bajoaragonesa comentó cómo durante el confinamiento motivado por la pandemia las administraciones carecieron de perspectiva para percibir las diferencias en los riesgos sanitarios entre un pueblo de 50 habitantes, donde no se podía ir al huerto pese a que “para encontrarte con alguien tienes que haber quedado de antemano”, y que muchos acabaron saltándose la ley porque “la presencia de la Guardia Civil es escasa en estas zonas rurales”. Los medios de comunicación local se hicieron eco de esta problemática que en las grandes ciudades no se atendía puesto que no se consideraba relevante.  En este sentido, el director del DIARIO DE TERUEL planteó la necesidad de que todas las leyes que se promulguen tengan en cuenta el medio rural y también que haya una coordinación entre instituciones.

Ambos periodistas hablaron de cómo ha cambiado la imagen del medio rural en los últimos años. “Esa España en blanco y negro que algunos aún vienen a buscar a los pueblos ya no existe”, aseguró Chema López Juderías. Coincidió con Eva Defior en que el estigma de considerar a quienes se quedan en el pueblo fracasados “se superó hace mucho tiempo”, ahora a su juicio la apuesta es que la gente se forme y luego regrese a su lugar de origen.

Frivolización

El director del rotativo provincial lamentó la frivolización que se hace de determinados temas rurales, y puso como ejemplo el anuncio del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, sobre la descentralización de la Administración Pública, que pronto se convirtió en un debate sobre si era un ataque hacia Madrid a raíz de las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. “Hay cierta frivolización, es verdad que estamos de moda pero no se profundiza en ese debate, algo que sí hacemos los medios locales” sentenció el director del DIARIO DE TERUEL. Para Defior el problema no está tanto en la frivolización que se haga en el panorama político sino en el sesgo de la información que difunden los medios y lamentó que si Díaz Ayuso no hubiera acusado a Sánchez de ataque, el debate sobre la descentralización no hubiera llegado a las cabeceras  y televisiones nacionales.

A juicio de López Juderías es necesario establecer “un equilibrio” sobre lo que se intenta vender del medio rural, porque Teruel es un lugar lleno de oportunidades pero a la vez existen grandes infraestructuras pendientes o graves carencias sanitarias. “Hay que establecer la balanza, no cometer el error de vender un territorio maravilloso, que sí es verdad que está, pero en el que todavía queda mucho por resolver”, dijo, para añadir que ese es el nuevo reto que tienen los medios de comunicación, mostrar las oportunidades pero también las carencias.

El director de DIARIO DE TERUEL considera “muy grave” que con los años que se lleva  hablando de la despoblación “nadie haya pensado en que la falta de vivienda sería un problema”. La responsable del Grupo La Comarca lo achacó a un cambio de tendencia y que ahora hay más personas que tienen interés por vivir en el pueblo y “han roto el estigma que suponía antes volver al pueblo”. Señaló que el arraigo es fundamental para que se produzca la emigración desde las ciudades hacia el pueblo y planteó la necesidad de poner el foco ahí.

López Juderías señaló que desde el Gobierno de España se están haciendo cosas por la España de interior pero esas noticias solo las atienden los medios más implicados en el territorio. Más crítica se mostró Eva Defior, quien cuestionó los grandes fondos que ahora se ofrecen porque recordó que hay una Ley de Desarrollo Rural guardada en un cajón que debería utilizarse como base para desarrollar el trabajo. Indicó que la transición justa que se prometió al Bajo Aragón “ni es transición , ni es justa y ahora  hay una invasión de proyectos de renovables en un territorio que se siente desamparado”, lamentó.

Uno de los problemas que tiene la España rural a juicio de Defior es que carece de relato. “Muchos escritores plantean que hace falta una perspectiva diferente de la realidad del medio rural, sobre todo por parte de los medios nacionales”, dijo.  En este sentido señaló que los periodistas que acuden desde las grandes ciudades a hacer reportajes no conocen la realidad del territorio, algo en lo que difirió López Juderías, quien cree que esos profesionales pueden dar una visión distinta pero también enriquecedora.

Cultura como gancho

Los diálogos de la mañana los abrieron la periodista Vanessa Sánchez-Goñi y el músico y poeta Ricardo Lezón. El músico aseguró que la cultura es una buena herramienta para dar a conocer determinados pueblos de interior y acercar a ellos a personas de entornos urbanos que, de otra forma, no los conocerían.

Para Lezón el papel de la cultura en la repoblación es muy importante porque el medio rural ofrece un entorno ideal para la creación. De todas formas, planteó la necesidad de contar con determinados servicios, como internet, para lograrlo. “La cultura es una forma de atraer a gente de forma sostenible”, comentó Lezón, quien planteo que la repoblación no puede ser “a granel”, sino “sostenible”, de forma que las personas que viven en el territorio mantengan su personalidad. “Revitalizarlos sí, pero sin que pierdan la esencia”, espetó.

La periodista planteó que la apuesta debe ser mantener vivos los pueblos de forma permanente porque no considera solución “revivirlos dos semanas al año en verano”. Habló de la implantación obligada de determinadas apuestas de renovables que son en contra de la población y lamentó que se están aprovechando de los lugares menos poblados, poniendo como ejemplo Álava. “Las empresas deben atener los deseos de las personas a la hora de poner unos parques eólicos gigantescos”, aseguró, para añadir que  los intereses de las Administraciones no suelen ir con los de la gente que habita el lugar.

Sacó a la palestra un tema que a su juicio es habitual cuando los urbanitas viven en el medio rural y es que las personas que se trasladan al pueblo “deben vivir como se vive en el pueblo” y no trasladar los modos de vida urbana al medio rural. En este sentido también se pronunció Vanessa Sánchez Goñi, que señaló que si se trasladan los ritmos de la ciudad al campo “no haces ningún favor” a la gente del territorio.

El redactor recomienda