Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

El PP de Orihuela del Tremedal solicita una consulta popular vinculante para decidir la instalación del proyecto eólico El PP de Orihuela del Tremedal solicita una consulta popular vinculante para decidir la instalación del proyecto eólico
Representantes del PP en Orihuela

El PP de Orihuela del Tremedal solicita una consulta popular vinculante para decidir la instalación del proyecto eólico

Reclama que se convoque una sesión plenaria pública para determinar la cuestiones a consultar mediante el “consenso”
banner click 236 banner 236

El Grupo Municipal del Partido Popular en Orihuela del Tremedal ha solicitado una consulta popular ”vinculante” para decidir la instalación del macroproyecto eólico en la localidad

Publicado en el Boletín Oficial del Estado el pasado 8 de agosto, se plantea la instalación de hasta 149 aerogeneradores en la Sierra de Albarracín, Comunidad de Teruel y Jiloca, de los cuales 11 se ubicarían en Orihuela del Tremedal, sigue generando controversia en el municipio. Un sentimiento provocado

El PP comenta en una nota de prensa que la petición de la consulta debería promoverse y organizarse en una sesión plenaria pública, en la que se diluciden las cuestiones a consultar mediante el “consenso” de todas las formaciones políticas y vecinos, ya que los oriolanos “deben ser escuchados”.

Rosa María Sánchez, concejal del PP, ha dado una especial importancia a que el resultado que arrojara esa votación fuera vinculante. Es decir, que los vecinos “sean los que decidan el futuro del municipio” y no así el alcalde, que “debe primero escucharles y después asumir el resultado que surja de la votación”. Todo ello porque, según la opinión de la representante del PP, “los hechos han demostrado que Rafael Samper quiere que no seamos decisores de nuestro porvenir y que nos comportemos como convidados de piedra, algo a lo que lamentablemente ya estamos acostumbrados”.

Por eso, la concejal del PP considera que “nada ayudan” las informaciones que se están trasladando desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Orihuela del Tremedal y, muy especialmente, por parte de su alcalde. Asegura la portavoz de los ‘populares’ que los responsables socialistas y aragonesistas están trasladando información “confusa y tardía” con el único objetivo de “reducir las opiniones contrarias a este proyecto al dejar agotar los plazos”.

Especialmente crítica se ha mostrado con la promesa de la promotora al Ayuntamiento de que la electricidad sería gratis para los vecinos en caso de materializarse este proyecto. Supone, tal y como ha asegurado, una “manifiesta ilegalidad” y desde el Partido Popular “esperan impacientes” el informe jurídico que dé luz verde a esta posibilidad de acuerdo a la normativa vigente, sobre el que esperan que “no cueste un duro al Ayuntamiento, sino que lo pague la empresa promotora”.

La representante del Grupo Popular ha incidido asimismo en la importancia de que los vecinos “sean escuchados”. “No se debe negociar con la promotora, ni tomar decisión alguna hasta que no se celebre esa votación en la que los habitantes de nuestro pueblo manifiesten libremente su parecer”, ha agregado.

No encuentra justificación la portavoz del partido de la oposición a que el alcalde “lleve muchos meses negociando a espaldas del municipio, del territorio y de sus habitantes”, con un promotor que se ha mostrado “muy cercano al Partido Socialista y al Partido Aragonés”. “Se debe a los vecinos y es a ellos a los que tiene que suministrar toda la información y también asumir la decisión que ellos adopten al respecto”, ha señalado.

Los ‘populares’ han trasladado su preocupación por las últimas declaraciones del alcalde, en el que es uno de los tres ediles favorables a este proyecto, y también a su intención de negociar con la empresa promotora para evitar su impacto visual, lo que evidencia para Rosa María Sánchez su “desconocimiento de la legalidad y su propósito de trasladar una imagen de ingenuidad impostada”. “Debería convocar la consulta, esperar los resultados y no mover ni un dedo a favor de sus intereses a no ser que el pueblo se manifieste en la votación a favor de este proyecto”, ha insistido.

“Tememos que el alcalde nos pretende engañar porque, según recoge el proyecto y el informe medioambiental que parece que no se ha leído, indica el impacto ambiental severo y la visibilidad desde los núcleos urbanos, como es el caso de Orihuela del Tremedal, se consideraría alta”, ha especificado, al tiempo que se ha preguntado “cómo va renegociar esto si la propia Forestalia reconoce esos efectos y no haber podido rebajar el impacto severo”.

El proyecto eólico que pretende instalarse en la Sierra de Albarracín ha sido calificado por Rosa María Sánchez como “especulativo” y también de “gran impacto” para el territorio. Considera que puede tener efectos muy negativos porque “supondrá la ruina de muchos emprendedores y también genera un riesgo para aquellas familias que viven del turismo, de la belleza y del encanto de nuestro pueblo, así como también en aquellos negocios locales que indirectamente rentabilizan sus empresas a través de las ventas en períodos estivales”. Una serie de cuestiones a las que ha sumado también un “menoscabo” a los recursos naturales que hoy conviven de manera “armoniosa”.

Según sus palabras, este proyecto “no es bueno” para los habitantes del territorio porque “solo utiliza nuestro entorno natural para sus fines lucrativos”. Y ha incidido en que hay “otra manera de hacer las cosas”, apostando por el procedimiento adoptado para la instalación nudos de transición justa, en los se adjudican por concurso público y en el que se “maximiza el interés social y el desarrollo económico de las comarcas”. “De esa manera sí que se pone el foco en nuestro territorio, con proyectos adaptados a las zonas en las que quieren implantarse y que supone creación de empleo y se apuesta por el autoconsumo”, ha especificado.

“¿Pasa algo por no apoyar este proyecto meramente especulativo de Forestalia?”, se ha preguntado Rosa María Sánchez, que ha respondido que  “no, en absoluto”, añadiendo que “lo prudente es no hacerlo”.

El redactor recomienda