Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

La Comarca del Jiloca apuesta por el patrimonio de la Guerra Civil y la paleontología para relanzar el turismo La Comarca del Jiloca apuesta por el patrimonio de la Guerra Civil y la paleontología para relanzar el turismo
Yacimiento paleontológico de Bueña que se va a potenciar con la actuación turística de la Comarca del Jiloca gracias a los fondos Fite

La Comarca del Jiloca apuesta por el patrimonio de la Guerra Civil y la paleontología para relanzar el turismo

Con financiación del Fite se piensa señalizar los puntos de interés en el territorio
banner click 236 banner 236

La Comarca del Jiloca en los proyectos sostenibles de turismo del último Fondo  de Inversiones de Teruel  ha apostado por la recuperación y puesta en valor de vestigios de la Guerra Civil, Caminreal , Monforte de Moyuela y Rubielos de la Cérida,  y el desarrollo turístico paleontológico en Bueña y Santa Cruz de Nogueras. Además va actualizar y cambiar toda la señalización turística comarcal tanto en municipios  como en barrios rurales y pedanías (58). El presupuesto con el que cuenta la Comarca del Jiloca alcanza para todas las actuaciones los 200.000 euros y los proyectos tienen de plazo para su ejecución 2022 y 2023.

La  presidenta de la Comarca del Jiloca, Yolanda Domingo, valoró las actuaciones a llevar a cabo entre este año y 2023 que en materia de señalización va a suponer una actualización de información en los  municipios, que en el caso por ejemplo, de Villafranca del Campo para los turistas que van a Peracense les puede resultar atractivo y ver los puntos de interés patrimonial que tiene Villafranca.  “Puede despertar con los carteles la atención de los visitantes”. Añadió que a ello se suma la actualización de los puntos de interés turístico con los códigos QR.

En esta línea, Yolanda Domingo también valoró el gran patrimonio bélico de la Guerra Civil que existe en la Comarca del Jiloca y que por presupuesto se centra en la restauración y conservación de trincheras en tres localidades, Caminreal, Rubielos de la Cérida y Monforte de Moyuela.

Potencial paleontológico

Igualmente, la presidenta de la Comarca del Jiloca, Yolanda Domingo, destacó el gran potencial paleontológico que cuenta el Jiloca y que en el caso del Museo de los Mares Paleozoicos de Santa Cruz de Nogueras es un gran desconocido que se quiere potenciar al  igual que el yacimiento de Bueña, porque son unos grandes atractivos.

El técnico de turismo de la Comarca del Jiloca, Miguel Ángel Bernal Domingo, explicó que los proyectos de turismo sostenible del Fondo de Inversiones de Teruel, Fite 2020, que se aprobaron en octubre del pasado año y con un presupuesto en total de  algo más de 200.000 euros son tres bloques de actuaciones, la señalización turística, la recuperación y puesta en valor de los vestigios de la Guerra Civil y el desarrollo del turismo paleontológico.

Miguel Ángel Bernal expuso que la señalización turística se fundamenta en dos partes. La primera es la señalización turística y de servicios en las entradas a las poblaciones, ya que la existente lleva más de 20 años sin tocarse  y se han deteriorado por el sol o se han roto.
 

La señalización en la entrada de los municipios se va a mejorar


Se actuará en todas las poblaciones, 58, tanto en los paneles informativos de la entrada y la salida de las localidades. “Se realizará en todas y cada una de las poblaciones con el doble objetivo de resolver el deterioro en el que se encuentran y actualizar su contenido e información”. Añadió que aras a la sostenibilidad a la que se tiende en los proyectos turísticos que se desarrollan se recuperarán las lamas que sean posibles, reduciendo el consumo de material. “La señalización se realizará según el manual del Sistema Señalización Turística Homologada en las carreteras estatales, Sistho.

Códigos QR

La segunda actuación en señalización turística es en los códigos QR de información y acceso a audioguías. “Se hará identificación, localización y catalogación de todos los elementos potencialmente visitables con códigos QR, que enlacen a la sección de turismo de la nueva web de Comarca del Jiloca. Además habrá enlace de alguno de los elementos turísticos más representativos de la Comarca del Jiloca a sus audioguías, descargables y en página web.

Miguel Ángel Bernal recordó que el taller de empleo de la Comarca del Jiloca, que se hizo en 2013 se hizo una señalización con más de 200 QR pero que se tiene que reseñalizar y actualizar al haberse modificado la página  web. Esta actuación tiene un presupuesto de 60.227 euros.

El técnico en turismo de la Comarca del Jiloca expuso que el segundo proyecto de turismo sostenible financiado con el Fite es la recuperación y puesta en valor de vestigios de la Guerra Civil que se centran en dos actuaciones, una en las trincheras El Balchete, Caminreal, y otra en las  trincheras de Cabezo Alto en Monforte de Moyuela y la tercera en las trincheras de Los Pilones ne Rubielos de la Cérida.

Trincheras

“Se va a intervenir en algunos de los elementos con más potencial. En las trincheras de El Balsete en Caminreal donde habrá una intervención arqueológica, excavación, recuperación y consolidación de los restos. En las trincheras de Cabezo Alto, Monforte de Moyuela, habrá mantenimiento y conservación de estructuras al igual que en las trincheras de Los Pilones en Rubielos de la Cérida”, comentó Bernal.

Añadió  que también se editará un libro como recuperación del patrimonio cultural inmaterial relativo a los sucesos de la Guerra Civil en el Jiloca, dentro del contexto general del conflicto. “El objetivo es recopilar y difundir el patrimonio histórico cultural inmaterial a través de una obra literaria”.
 

Restos de trincheras de la Guerra Civil en la localidad de Caminreal


El presupuesto en la recuperación y puesta en valor de vestigios de la Guerra Civil en el Jiloca es de 79.999. euros. El tercer proyecto de turismo sostenible de la Comarca del Jiloca se centra en el desarrollo del turismo paleontológico en sus  máximos exponentes.

Miguel Ángel Bernal explicó que se va actuar en el Museo de los Mares Paleozoicos de Santa Cruz de Nogueras. “Habrá una construcción en 3D del cuerpo de Carolowihelmina geognostica y se hará un montaje y exposición de réplica de pez acorazado Dunklosteus terrelli”.

Yacimiento de Bueña

En el yacimiento megaplanolites de Bueña la acción se centra en la conservación del yacimiento, avanzó el técnico de turismo de la Comarca del Jiloca. “Se tiene que hacer un estudio previo del estado de conservación y emplear técnicas de conservación, evaluación y pruebas de productos a aplicar, productos hidrofugantes, productos consolidantes.

“Los objetivos son ampliar la visitabilidad de los recursos, superando perfiles didácticos y científicos., la conservación de bienes turísticos y patrimoniales e incrementar la calidad museística aumentando el interés del visitante”, apuntó Miguel Ángel Bernal.

El presupuesto del desarrollo de turismo paleontológico es de 59.942 euros.

El técnico de turismo de la Comarca del Jiloca indicó que los proyectos al ser distintos se sacarán en licitaciones distintas y que el plazo para la ejecución abarca este año y el que viene, 2022-23.

Actuaciones en Santa Cruz de Nogueras y Bueña

Las sierras de la cordillera Ibérica, al norte de la provincia de Teruel, encierran un completo registro de los animales marinos que vivieron cerca de las costas del gigantesco continente de Gondwana durante la Era Paleozoica, literalmente, durante el tiempo de los animales antiguos.

El estudio de sus restos fosilizados ha permitido una precisa reconstrucción de los ambientes en los que vivieron aquellos organismos y contribuye a un mejor conocimiento de la evolución de la vida en el Planeta. Un pequeño municipio de la Comarca del Jiloca, Santa Cruz de Nogueras, enclavado sobre un mosaico de las rocas más fosilíferas del Paleozoico en Aragón, ha querido contribuir a la divulgación de lo que fueron aquellos ambientes y aquellos tiempos, por medio de su Museo de los Mares Paleozoicos.

El museo de Santa Cruz de Nogueras aspira a rellenar ese espacio y acercar al visitante a lo que eran los mares de la Tierra mucho antes de que los dinosaurios dominaran los continentes. Cuando éstos eran inmensos desiertos y casi la totalidad de la vida estaba concentrada en el mar.

Por otro lado, el Consejo de Gobierno aprobó en febrero del pasado año la declaración de  Bien de Interés Cultural el yacimiento de Megaplanolites de Bueña. Se trata de un nivel vertical margocalizo que ha quedado expuesto por la erosión y que muestra un conjunto de grandes bioturbaciones.

 

Museo de los Mares Paleozoicos en Santa Cruz de Nogueras


Se sitúa geológicamente en los afloramientos jurásicos del sector de la Sierra Palomera dentro de la rama aragonesa de la Cordillera Ibérica donde existe otro importante yacimiento paleontológico clásico de una gran relevancia científica y patrimonial, como es la Sección de la Rambla del Salto (Jurásico inferior y medio).

Singularidad

La singularidad de las estructuras halladas en el yacimiento dieron lugar a la definición de una nueva categoría taxonómica denominada Megaplanolites ibericus, caracterizado por su gran tamaño, forma tubular, unilobulado y carecer de ornamentación.

Megaplanolites ibericus son descritos como galerías horizontales y de desarrollo principalmente rectilíneo, algunas veces sinuoso, paralelo a la estratificación, aunque ocasionalmente oblicuo profundizando en el estrato del orden de un decímetro.

Las grandes dimensiones de las galerías y la ausencia de otras estructuras internas que hubieran haber sido producidas por patas o pinzas hace que no se sepa con certeza qué organismo pudo ser el productor que las originó a día de hoy, siendo uno de los candidatos a ello un crustáceo de gran tamaño habitante del lecho marino jurásico.

Según el Gobierno de Aragón, su declaración como BIC se justifica en que las grandes dimensiones de las bioturbaciones son un caso único en el registro fósil nacional e internacional y en que, desde el punto de vista científico, su estudio aportó la definición de un nuevo taxón, el icnogénero e icnoespecie Megaplanolites ibericus.

Conservación en Caminreal

Las trincheras del Balsete de Caminreal permiten conocer el comienzo del conflicto y las fronteras generadas en un primer momento.

La posición, que controlaba el acceso desde Rubielos de la Cérida y Vivel del Río, se extiende por todo el cerro, con una línea de trinchera perimetral excavada en el terreno arcilloso que, rodeando el lateral este, comunica dos nidos de ametralladora construidos en hormigón y colocados en las caras norte y sur. Ambos son idénticos, con una forma cuadrangular, tres grandes troneras de tiro orientadas al frontal y a este y oeste, con un acceso por la parte trasera.
 

Miguel Ángel Bernal es el técnico de turismo de la Comarca del Jiloca


En el extremo oeste la línea de trinchera se convierte en un potente parapeto en piedra seca, con tramos a doble paramento, con un trazado sinuoso en zigzag.  En las inmediaciones se conservan los restos de un refugio subterráneo y de otro nido de ametralladora fortificado.

La posición fortificada de Rubielos de la Cérida son llamadas también de los Pilones. Se disponen a lo largo del cerro en el que están emplazadas por medio de una sucesión de curvas cóncavas y convexas en disposición longitudinal.

Están realizadas a base de piedras y hormigón. Poseen unos pequeños vanos dispuestos a lo largo del murete, utilizados para vigilancia y puestos de defensa. En las llamadas trincheras del «Cabezo Santo» se observan varias líneas de trinchera y un fortín-nido de ametralladora que formaban parte de las posiciones defensivas que enlazaban con las otras posiciones.

 

El redactor recomienda