Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Los expertos cuestionan la masificación de centrales de renovables en lugares de valor ecológico Los expertos cuestionan la masificación de centrales de renovables en lugares de valor ecológico

Los expertos cuestionan la masificación de centrales de renovables en lugares de valor ecológico

El foro Mas de Cebrián alerta de un sistema eléctrico sobrepotenciado

El hotel rural Mas de Cebrián celebró un foro bajo el título Construyendo un futuro sostenible en Teruel en el que expertos pusieron de manifiesto el sobredimensionamiento que tiene en estos momentos el sistema eléctrico español y en el que cuestionaron la idoneidad de instalar centrales renovables en lugares de alto valor paisajístico y de biodiversidad que ya generan en estos momentos recursos económicos en base al ecoturismo. Además, pusieron en duda que los proyectos eólicos y fotovoltaicos vayan a arraigar población.

El ingeniero industrial eléctrico y electrónico Pedro Gil explicó recientemente en Puertomingalvo que España tiene instalados 110 gigavatios (GW) de potencia eléctrica cuando apenas usa puntas anuales de 30 GW, y destacó que hay solicitados ya 170 nuevos GW de nueva potencia renovable de los 59 previstos hasta 2030. Solo en Teruel hay 113 proyectos de parques solares fotovoltaicos y eólicos programados.

El también doctor en automática e informática, y catedrático en la Universidad Politécnica de Valencia de Arquitectura y Tecnología de Computadores, cuestionó los proyectos de hidrógeno verde por su escasa eficiencia en el aprovechamiento energético y ofreció el tren eléctrico como alternativa al transporte pesado.

Además, alertó de los problemas de almacenamiento de la electricidad en este momento. Concluyó que hay una burbuja de renovables en la que la fotovoltaica “no invasiva” –techos particulares y públicos– está olvidada y que las previsiones de  fabricación y ventas de coches eléctricos están sobredimensionadas. También apuntó que solamente con renovables la red no es estable.

Gil participó en la mesa 2, Alternativas a la transición justa. Moderada por el director de DIARIO DE TERUEL, Chema López Juderías, contó también con la presencia del exconsejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón y actual asesor de empresas, Alfredo Boné, y de la técnico en alternativas energéticas de la empresa de no lucro Ecoo, Sofía Serrano.

Proyectos “hipoteca”

“Los representantes institucionales no siempre representan los intereses del territorio”, manifestó Boné, para quien, al margen de los alcaldes, las empresas que planean parques renovables deberían hablar con otros actores del territorio, “sobre todo en proyectos de este tipo que van a generar una hipoteca en el territorio” y, cuando se vayan los concejales actuales, “las ventajas o las consecuencias negativas quedarán ahí”.

Entre las conclusiones de Boné al debate acerca del proyecto renovable Clúster Maestrazgo están que este territorio es “frágil, con amenazas importantes” como son la despoblación o el cambio climático y que existen pocos sectores económicos.

En su opinión, las actuaciones deben ser planificadas y concertadas, deben implementarse políticas de discriminación positiva y las acciones exógenas deben contribuir al desarrollo del territorio y no a su limitación. Además, “debe existir un sistema de evaluación continuado” y “la implicación de la gente con vinculaciones con el territorio debe ser fundamental”.

Boné negó que la tendencia hacia la despoblación se vaya a frenar con los parques renovables y reclamó un canon para el desarrollo sostenible del territorio. “No me vale con que me paguen el ICIO, o a tanto por MW generado, por molino o por metro de línea; yo quiero que parte de los beneficios que usted tiene reviertan en el territorio”, dijo.

Por su parte, Serrano defendió las comunidades de energías renovables para reducir la dependencia energética del exterior, fomentar la participación ciudadana, luchar contra la pobreza energética, reforzar la economía social o descentralizar el sistema eléctrico para que no dependa de grandes centrales promovidas por empresas energéticas que buscan lucrarse.
 

Marta Ferrás, Chema López Juderías, Ignacio Gracia y Javier Oquendo, en la primera mesa del I Foro Mas de Cebrián

Ecoturismo como motor

En la primera mesa, también moderada por López Juderías, la presidenta de la Asociación Empresarial del Matarraña,  Marta Ferrás, defendió el ecoturismo como motor del sector turístico en Teruel. El Covid, aseguró, ha impulsado el auge de los destinos cuya oferta principal son las actividades y experiencias en la naturaleza, acompañadas de gastronomía local y productos de proximidad. El turismo de aves y el de estrellas son dos tendencias al alza dentro de este tipo de visitas experienciales de las que Teruel comienza a ser referente.

El ingeniero técnico forestal Ignacio Gracia animó a debatir el asunto de las renovables de forma sosegada y desde el respeto, dando cabida tanto a vecinos como a hijos del pueblo, pues todos tienen opinión, así como a seguir utilizando “los resortes que nos da la ley y los procedimientos para intentar llevar las cosas a los términos que consideramos que son justos”.

Como conclusión a su intervención, dijo que es imprescindible ordenar los recursos forestales para justificar inversiones, que el valor primordial de los bosques en la lucha contra el cambio climático deben tener una compensación al entorno que los mantiene y que las inversiones forestales deben encaminarse a la generación de riqueza y valor añadido.

Alertó de que la implantación de macroproyectos energéticos “debilitan el medio forestal y generan nuevos peligros, especialmente en el ámbito de los incendios forestales”, y puso en duda que la despoblación se deba a la falta de empleo, sino más a la carencia de servicios.

Por su parte, el presidente de la Plataforma a favor de los Paisajes de Teruel, Javier Oquendo, reflexionó acerca de si los trámites administrativos para el aluvión de parques renovables han sido transparentes y participativos, y aseguró que presentar alegaciones a un proyecto de 40.000 folios en 30 días “no es fácil”.

Oquendo recordó que el movimiento que cuestiona la proliferación de centrales eólicas y fotovoltaicas en la provincia no nace de las asociaciones ecologistas, sino de las empresariales del Matarraña, Maestrazgo y Albarracín. “Se han involucrado muchas personas de diversas ideologías, posturas políticas y procedencias”, por lo que no tiene un perfil concreto y eso, en su opinión, es lo que le da valor.

Dentro hay “gente que ha dedicado horas desinteresadamente” a hacer las alegaciones y a recorrer municipios para firmarlas, “y eso te motiva”.

Respeto y diálogo

“La democracia no es elegir cada cuatro años y carta blanca. Hay un respeto a lo que se elige, a las instituciones, no puede ser de otra manera, pero el diálogo está por encima de eso. La capacidad de llegar a consensos es imposible pero hay que intentarlo, hay que acercarse lo más posible y hay que apoyar iniciativas locales y ser creativos”, dijo Oquendo. En este sentido, abrió la puerta a decidir si un pueblo decide si acepta parques renovables o no en base a consultas ciudadanas vinculantes.

Salvador Arenere, propietario de Mas de Cebrián, dio por inaugurada con esta jornada el ciclo de foros en su hotel rural para que la población esté informada para adquirir un criterio.

Por su parte, el moderador de las dos mesas animó a que se sigan organizando este tipo de foros porque si no hubiera debate y cada uno no aportara su visión significaría que “la provincia estaría muerta”.

El redactor recomienda