Síguenos

297_1200x150-trail-oliete.gif banner click 297 banner 297

Sarrión celebrará su feria de la trufa con 500 personas  de aforo y controlando el certificado covid Sarrión celebrará su feria de la trufa con 500 personas  de aforo y controlando el certificado covid
Fitruf en la edición de 2019

Sarrión celebrará su feria de la trufa con 500 personas de aforo y controlando el certificado covid

Habrá un único acceso para contabilizar el número de visitantes que están en el pabellón
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar

Sarrión ultima estos días los preparativos para celebrar la edición número XX de Fitruf, la Feria Internacional de la Trufa, que tendrá lugar desde el sábado 4 al lunes 6 de diciembre. El Ayuntamiento limitará a 500 personas el aforo del recinto ferial y exigirá el pasaporte covid para acceder al mismo, cumpliendo así con la normativa aplicada desde el pasado jueves 25 de noviembre por el Gobierno de Aragón.

El pabellón tendrá tanto puertas como ventanas abiertas y tendrá un solo acceso y una salida, de forma que se pueda controlar el número de personas que entran y salen para que nunca se exceda la cifra de 500 visitantes en el interior. La alcaldesa de la localidad, Ana de Miguel, señaló que aunque hubieran podido solicitar permiso para contar con un aforo superior, decidieron dejarlo en medio millar con el fin de que la gente pueda pasear a sus anchas y disfrute de la muestra “con seguridad y sin miedo”.

El certificado también se les exigirá a los expositores y, en el caso de que no tengan completada la pauta de vacunación o no se hayan inmunizado, deberán presentar una prueba de covid realizada en los plazos que marca la normativa vigente en Aragón.

Estos días previos a la muestra serán de intenso trabajo puesto que los técnicos y responsables del Ayuntamiento tienen que concretar con la empresa con la que se ha contratado para la seguridad cómo se llevará a cabo el control de los pasaportes covid, aunque la opción más cómoda, según la alcaldesa, es la colocación de un lector para que la gente pueda presentar el certificado en papel o a través del teléfono móvil.

También en la carpa que se coloca en la calle de arriba de la feria habrá control de aforo, que previsiblemente rondará el medio centenar de personas. En esa carpa se instalan las empresas de investigación y maquinaria agrícola y también hay una barra que gestiona la Comisión de Fiestas.

Colas en el centro de salud

La aplicación de la nueva normativa ha tenido repercusión en el centro de salud de Sarrión, donde desde que entró en vigor hay colas para solicitar el certificado covid y también hay personas que han acudido para vacunarse porque todavía no lo habían hecho.

El control de los aforos puede afectar en el número de visitantes que reciba la feria en esta vigésima edición, que otros años se acercaba a las 20.000 personas. La alcaldesa prefirió no aventurarse a dar cifras porque “es difícil saber cómo responderá la gente en la situación actual”, aunque matizó que hay mucho interés por el evento, como se ha demostrado en las llamadas recibidas en el Ayuntamiento en las últimas semanas.

La celebración de la feria en pandemia hace que solo se pueda entrar por la puerta de la zona baja de la calle Concordia y todas las salidas serán por la puerta de arriba, para tener controlado en todo momento cuánta gente hay dentro. Para ello se han contratado tres guardias de seguridad (dos más que otros años, cuando solo había uno para el control nocturno) y a ellos se sumará el personal del Ayuntamiento, de forma que en todo momento esté contabilizado el número de visitantes que hay en el interior.

Reformas en el pabellón

Por otro lado este año se han realizado reformas en el recinto ferial con la apertura de una nueva puerta que da acceso al salón de actos y, desde ahí, al resto del pabellón. Este cambio en el acceso permitirá modificar la ubicación de la barra de la Asociación de Mujeres, que estará situada en la zona por la que antes se accedía a la feria en la parte de arriba, justo al lado de la cocina para que resulte más cómodo atender a los clientes.

Precisamente en lo que antes era el salón de actos ahora se colocarán mesas para que los visitantes de la feria puedan consumir tranquilamente las tapas que hayan adquirido en la barra situada al lado.

De Miguel detalló que las obras estaban previstas ya para la edición de Fitruf del año 2020, que finalmente no se llevó a cabo, y se retrasaron. El objetivo de las mismas era acercar la barra de la Asociación de Mujeres a la cocina, que fue renovada hace unos años, ya que antes debían montar una cocina en otro lugar de la feria para tenerla más cercana. Por otro lado, la regidora municipal especificó que esta remodelación permite reordenar los expositores del pabellón de arriba, de forma que el tránsito de personas quede más fluido.

El presupuesto para la colocación de la puerta ha rondado los 10.000 euros. Con esta actuación el Ayuntamiento busca mejorar tanto los accesos como la disposición de los expositores y asociaciones colaboradoras.

Puestos, charlas y concursos

En total tomarán parte en la XX edición de la muestra 44 expositores, todos vinculados con el sector de la truficultura. Entre ellos habrá desde viveristas a empresas de transformación y conservaras, pasando por industrias cárnicas o de maquinaria y riego. Fitruf, que este año celebra su 20 aniversario, se ha convertido en un referente para el sector y hasta Sarrión cada puente de la Constitución se desplazan tanto especialistas como particulares de varios puntos del mundo.

Además de los expositores, uno de los grandes atractivos de la feria es que se pueden degustar tapas caseras realizadas por las integrantes de la Asociación de Mujeres y de la Comisión de Fiestas. Por otro lado, todo ello se completa con los concursos, tanto de búsqueda de trufa con perro como de calidad o tamaño y gastronómicos, y con varias charlas a cargo de especialistas en diversos ámbitos.

El redactor recomienda