Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Varios robos en menos de una semana levantan otra vez la alerta en los pueblos del Matarraña Varios robos en menos de una semana levantan otra vez la alerta en los pueblos del Matarraña
Los delincuentes rompieron la puerta para entrar en la brasería de Valdeltormo

Varios robos en menos de una semana levantan otra vez la alerta en los pueblos del Matarraña

Los ayuntamientos emiten bandos para advertir a la población y tratar de identificar a los autores

La comarca del Matarraña ha vuelto a encender las alarmas después de que los robos en varias localidades hayan trastocado la normalidad de sus habitantes durante la última semana. La brasería de Valdeltormo y una casa particular en Calaceite sufrieron la entrada de ladrones en un corto plazo. La Guardia Civil de la zona alertó a los ayuntamientos y estos emitieron un bando para alertar a sus vecinos y tratar de identificar a los malhechores.

La comarca del Matarraña vuelve a encontrarse con un problema al que ya plantó cara hace unos años. Los hurtos a viviendas y establecimientos han devuelto el nerviosismo a la comarca.

El pasado domingo por la noche la brasería de Valdeltormo fue asaltada por unos vándalos, que tras romper la reja y la puerta entraron al local en busca de la recaudación del día.  “Se llevaron el dinero de la máquina tragaperras, que no sabemos cuánto había, pero ese mismo día por la mañana había dado un premio a un cliente”, comenta la propietaria del local. Los ladrones también se llevaron el dinero de cambio que había en la caja, que precisamente debido al premio de la máquina tragaperras rondaba en torno a los 300 euros. Además, también sustrajeron con cuatro jamones del establecimiento: “Justo me acababan de llegar esa semana los jamones y estaban valorados en 211 euros. Lo recuerdo perfectamente porque los compré hace nada”.

Los encargados del robo aprovecharon que el lunes era el día de descanso de personal para cometer el hurto durante la noche del domingo.

Calaceite

En el caso de Calaceite, el robo se produjo en una casa particular y a plena luz del día. “Esta vez entraron a plena luz del día porque toda la familia estaba en el trabajo y ellos lo sabían”, asegura la alcaldesa del municipio.

La vivienda afectada por los robos se encuentra en una de las zonas más nuevas del pueblo, por lo que es muy difícil que durante el horario laboral haya testigos por la zona.

En el caso del inmueble, los ladrones iban en busca de joyas y dinero, pero todavía se desconoce cuál fue el botín que sacaron del asalto.

El poco espacio de tiempo existente entre un robo y el otro anima a pensar que detrás de los hechos se encuentran los mismos ladrones. En algunos pueblos se teme a que estos hechos desaten una nueva oleada de hurtos similar a la que tuvo lugar en el año 2018. “Aquí ya tuvimos una oleada hace unos años. Entraban a todos los almacenes agrícolas y hacían pequeños hurtos en cada uno”, aseguran desde el Ayuntamiento de Calaceite.

Informar a los vecinos

Con el objetivo de informar a sus vecinos, muchos ayuntamientos de la zona han optado por emitir bandos. En ellos se comunica que la Guardia Civil de la zona advierte del peligro ante los robos acontecidos en las últimas semanas. Además, en los comunicados municipales se pone en el foco a tres varones de 1,80 metros de estatura bien vestidos, que suelen preguntar por alguna persona desconocida y se desplazan en un coche negro con cristales tintados y otro de color gris. Sin embargo, desde la comandancia central de la Guardia Civil de Teruel todavía no se ha enviado ningún comunicado de alerta a los ayuntamientos, aunque sí que se ha tomado cuenta de los hechos acontecidos en la comarca del Matarraña durante la última semana.

El redactor recomienda