Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

José Luis Corral,  historiador y novelista: “He llenado las lagunas de Petronila con la fabulación de lo que creo que pudo ser” José Luis Corral,  historiador y novelista: “He llenado las lagunas de Petronila con la fabulación de lo que creo que pudo ser”
José Luis Corral el pasado domingo en La Glorieta con motivo de la Feria del Libro

José Luis Corral, historiador y novelista: “He llenado las lagunas de Petronila con la fabulación de lo que creo que pudo ser”

“A Ramón Berenguer IV lo han mitificado mucho en Cataluña quizás por un cierto complejo de inferioridad”

El prolífico historiador y escritor de novela histórica, José Luis Corral, presentó en la Feria del Libro de Teruel La reina olvidada, donde novela la vida de la reina aragonesa Petronila que dio origen a la Corona de Aragón después de que el año pasado abordara en el mismo género a Jaime I con El conquistador.

-Tras novelar a Jaime I lo hace ahora con Petronila en un momento en el que la historia de la Corona de Aragón se está tergiversando en Cataluña. ¿Por qué este nuevo libro?

-Yo creo que la reina Petronila necesitaba un libro y en este caso una novela. Pude haber hecho un libro de historia al tener la doble condición de historiador y novelista, pero me apetecía mucho hacer una novela histórica sobre todo porque hay grandes periodos en la historia de Petronila de los cuales no conocemos absolutamente nada: su infancia, parte de su juventud, incluso de su madurez, y en una novela podía imaginar cosas que desde luego como historiador no me podía permitir. Por eso decidí escribir una novela y creo que sigue siendo muy necesario reivindicar que no existió nunca una Corona catalano-aragonesa sino que lo que existió fue la Corona de Aragón y Petronila es la mujer que con su matrimonio con Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, la hizo posible.

-¿Qué parte de la novela es ficción y qué parte historia?

-En mis novelas solamente hay ficción en personajes secundarios. En este caso, desde luego lo que hago es respetar la historia y meter la ficción en esos periodos en los cuales desconocemos la historia de Petronila. Como novelista me permito la licencia de reconstruir mediante la ficción, pero una ficción muy verosímil, esas grandes lagunas que tenemos en la historia de esta mujer, porque a pesar de ser reina y un personaje muy relevante la documentación que se ha conservado sobre ella es realmente escasa.

-¿Cuáles son las lagunas principales?

-Sobre todo dónde se formó y quién lo hizo. Era prácticamente desconocido que durante varios años estuvo en la Corte de León; una aragonesa que nació en Huesca y que fue enviada con seis años de edad allí, donde vivía como reina Berenguela de Barcelona, que además era la hermana de Ramón Berenguer IV y por tanto será su cuñada. He tenido que reconstruir esa infancia de Petronila, esa educación en León a partir de documentos leoneses  y de mucha imaginación, pero insisto, una imaginación verosímil. Hay también una reconstrucción en los momentos en que ella se relaciona con su marido. Hay que tener en cuenta que ella nació 23 años después que su marido, por tanto tenían una notable diferencia de edad que lleva a cabo una serie de elementos de carácter personal de todo tipo que he tenido que reconstruir en la novela porque no están en la historia. Y desde el punto de vista de la ficción he reconstruido algo que estaba muy olvidado y es que Petronila cuando muere su esposo Ramón Berenguer IV, y todavía su hijo primogénito Alfonso II es menor de edad con prácticamente 7 años, ella se hace cargo del gobierno del Reino de Aragón, cosa que no podía por ley y ella lo hizo durante dos años, e incluso firmó un tratado con el rey de Navarra. Esos dos años en los cuales fue reina efectiva y ejerciente de Aragón y condesa ejerciente de Barcelona sin poder serlo legalmente, los he reconstruido porque ha pasado de puntillas la historia sobre ella.

-¿Por qué motivo?

-Porque las mujeres han sido orilladas desde el siglo XIX, que es el gran siglo antifemenino por antonomasia, cree que la mujer es un florero y poco más y destruye sus historias. Petronila desapareció entonces de la historia, quedó simplemente como la hija de un rey monje que se había casado con un conde de Barcelona y que había tenido algunos hijos. Todo eso lo he reconstruido mediante la ficción pero teniendo en cuenta una gran cantidad de documentos históricos. He llenado las lagunas sobre Petronila con la fabulación sobre lo que pudo ser y lo que yo creo que pudo ser.

-¿Fue buena gobernante?

-Sí, sí, ella firmó decretos de paz, incluso mantuvo a su hijo Alfonso II contra las apetencias de los nobles aragoneses y catalanes que siempre estaban dispuestos a hacerse con el poder o por lo menos a ganar parcelas de poder. No solo ejerció como verdadera autoridad política en la Corona de Aragón y en el Condado de Barcelona, sino que además supo mantener el pulso con los nobles y se lo ganó. A Alfonso II, el que convierte a Teruel en una villa y le da el Fuero, lo mantuvo de pequeño alejado de las apetencias de los nobles siempre dispuestos a conseguir más poder, dinero, tierras, fortuna.

-¿Cuánto de mito hay en Ramón Berenguer IV?

-Sobre todo mucho en Cataluña, que ha construido una historia identitaria a partir de falsedades y también una figura de Ramón Berenguer IV muy falsa. De hecho, en algunos libros, entre comillas, de historia de Cataluña se le llama rey y se le considera monarca y que gobernó como rey, y no es así; está supeditado al rey de Aragón, él es un conde, Ramiro II es un rey, y por lo tanto hay una supeditación feudal. A Ramón Berenguer IV lo han mitificado mucho  en Cataluña quizás por un cierto complejo de inferioridad especialmente de historiadores catalanes del siglo XIX.

-Ha publicado este libro después de novelar la vida de Jaime I, ¿el siguiente va a ir en la misma línea?

-Ahora tengo en cartera dos libros, un ensayo histórico sobre los primeros cincuenta años de la llegada de los musulmanes a la península Ibérica y en concreto voy a desmontar la gran mentira y embuste que se creó con el mito de la batalla de Covadonga, que jamás existió, es un invento de la historiografía de León de finales del siglo IX, y estoy también con una novela ambientada en la Edad Media en Castilla en una época realmente apasionante.

El redactor recomienda